Este viernes 25, sábado 26 y domingo 27 de octubre se presentan las tres últimas funciones de temporada de esta saga sefardí con profunda raigambre venezolana, que ha conquistado al público con su mensaje multicultural y su rica mixtura de  teatro, danza, música y gastronomía

Rondó Adafina: una sopa sefardí en siete movimientos, pieza original de Edwin Eerminy, culmina su exitosa temporada en los espacios del Centro Cultural BOD este fin de semana. El montaje que ha conquistado a a la audiencia con su sorprendente e integradora propuesta escénica, ilustra el recorrido histórico de los judíos sefardíes a estas tierras, a través de la historia de una receta real, la Adafina, y de un personaje ficticio, Haím Benatar, de quien parte de Marruecos, en el siglo XV, para pasar por Sefarad (España), Portugal, Holanda, Brasil y Curazao, hasta llegar a la Venezuela de los siglos XIX y XX.
Los múltiples encuentros de culturas que producen en ese viaje, son expresados en escena, con las actuaciones de Tomás Vivas, en el rol de Haímy de Natalia Román, como Rebecca. También brilla el talento de Gladys Seco, Carolina Leandro, Verónica León, Jeizer Ruiz, Alejandro Miguez, Adriana Bustamante y Francisco Salazar, quien dirige.

La música, inspirada en el arribo de la histórica comunidad sefardí a Coro, desempeña un rol protagónico, alternando instrumentaciones judeo-arábica, sonoridades raíz de la música flamenca o resonancias hispano moriscas, en una mixtura de formas y géneros que expresan el mestizaje cultural que celebra la pieza.

David Peña, en la guitarra y dirección musical; Federico Ruiz, en el acordeón; Wilmer Alvarez, en la guitarra; Williams Mora, en el clarinete; Pedro Vásquez, en el cello, y Pedro Isea, en la percusión, llenan de música el recorrido no-convencional, lleno de magia e historia, en el que los espectadores viven una envolvente e integradora experiencia sensorial y artística.

De acuerdo con el crítico teatral Carlos Herrera, quien escribió el prólogo de la obra en que se basa el montaje, publicada por el Fondo Editorial Fundarte: “Rondó Adafina no sólo es una historia del ir y el devenir de las ‘diferencias consentidas’, sino que también es una excusa para entender u reflejar otras claves temáticas como el valor de las minorías, sean estas producto del mestizaje o de la convivencia de los opuestos”.

Partiendo de esta premisa , el montaje adquiere aun mayor relevancia cultural en el contexto del amplio número de venezolanos de apellido sefardí que en la actualidad buscan conocer más sus orígenes, tras ser beneficiados por la resolución del gobierno español que permite a los descendientes de los judíos sefarditas obtener la nacionalidad española, tras ser expulsados en 1942.

De acuerdo con sus productores, Carlos Scoffio y Marbella Molina, la reedición de este montaje -qur cuenta con el patrocinio de la Embajada de España-, es que los nuevos públicos lo conozcan, antes de llevarlo a España, Marruecos, Portugal, Holanda, Brasil y Curazao, siguiendo la ruta histórica de los judíos de Coro en esta obra fundada en un contexto histórico real.


Las entradas para las funciones últimas de Rondó Adafina: una sopa sefardí en siete movimientos, este viernes 25, a las 7:00 p.m. y el sábado 26 y domingo 27 de noviembre, a las 5:00 p.m., pueden adquirirse a través de wwww.ticketmundo.com y en las taquillas del Teatro, en La Castellana.