Vía: www.2001.com.ve | Por Jorge Luis Gómez

Para el creador de una orquesta musical en Groenlandia, e hijo del SistemaNacional de Orquestas y Coros Juveniles e Infantiles de Venezuela, Ron Davis Álvarez, dirigir uno de los conciertos del primer campamento internacional de verano de El Sistema Suecia ha sido una experiencia “única e histórica”.

En entrevista exclusiva para el portal web de 2001, el destacado músico, oriundo del estado Miranda, explicó que estas presentaciones iniciaron el pasado jueves y culminaron este domingo, en Gotemburgo.

“Es la primera vez que dirijo una orquesta en la que participaron 11 países (…) conseguimos un resultado brillante, y me atrevería a decir que histórico en Suecia, en donde un modelo inspirado en El Sistema venezolano se pudo comprobar en Europa la energía y pasión que desbordan los niños cuando tocan juntos sin importar país, raza o religión”.

Apuntó que durante su presentación dirigió a 567 músicos, entre 8 a 12 años de edad, quienesinterpretarán arreglos de obras de Mussorgsky, Grieg, obras populares suecas para los niveles iniciales, y Brahms, Tchaikovsky, Beethoven.

Venezuela dice una vez más presente, y para Ron Davies esto significa “una filosofía pedagógica del maestro José Antonio Abreu, ésta debe multiplicarse hasta en los lugares más recónditos del mundo. El mejor ejemplo es Groenlandia, en donde, en 2011, fundé el núcleo del Círculo Polar Ártico”.

Seguidamente, aseveró que “en este momento, siento una gran responsabilidad con mi país, con mi familia, con El Sistema, y con todos y cada uno de los maestros que han trabajado por tener un resultado efectivo y de inclusión social por cada uno de los niños venezolanos”.

Para Ron Davis Álvarez la música se traduce en un “canal de servicio para ser feliz y hacer feliz a los demás”.

El  Sistema Nacional de Orquestas y Coros Juveniles e Infantiles de Venezuela se ha convertido en una referencia para la juventud musical del mundo, también, ha sido motor para crear y fortalecer proyectos sociales de educación musical en cada lugar al que llega, ejemplo de ello, una fundación en Groenlandia, El Sistema Suecia y el Programa YOLA en Los Angeles, Estados Unidos.