Por segunda vez, el maestro sueco está de visita en nuestro país, en ocasión de participar en las actividades del XI Festival Internacional de Percusión Venezuela, Fipven 2019.


En esta nueva edición del encuentro, le ha sorprendido el nivel técnico y artístico de los jóvenes que conoció en 2013, cuando se presentó en la celebración que se organizó en Guanare. Esta visita pedagógica y artística del CIIC, es auspiciada por Hilti Foundation 

Prensa El Sistema

Con los ojos centrados sobre la partitura de una obra para redoblante, el percusionista sueco Roger Carlsson da su consentimiento para ser fotografiado. Estaba al final de una de las clases magistrales que vino a dictar dentro de la programación del XI Festival de Percusión Venezuela, que este 2019 se vino a Caracas, para ofrecer recitales, conciertos y múltiples actividades de formación en el Centro Nacional de Acción Social por la Música. Esta nueva visita al Sistema Nacional de Orquestas y Coros Juveniles e Infantiles de Venezuela, forma parte del cronograma del Conservatorio Itinerante Inocente Carreño (CIIC), auspiciado por Hilti Foundation.

Desde el pasado lunes 4 de noviembre, el maestro internacional ha estado recorriendo las instalaciones de nuestra sede principal en la ciudad capital. Su rostro refleja alegría, y con amabilidad se dirige a sus interlocutores, bien sea para preguntar sobre las actividades propias dentro del edificio, o para ubicarse en el espacio designado para encontrarse con los alumnos inscritos en sus clases. Aún así, el percusionista, quien por largo tiempo fue el líder principal de la fila de percusión de la Orquesta Sinfónica de Gotemburgo (Suecia), es preciso. De verbo corto y directo, se enfoca directamente sobre el trabajo que está realizando.

No ahonda en explicaciones, pero demuestra gran emoción cuando se refiere al intercambio con los alumnos de la Escuela Nacional de Percusión, que este año participan en el XI Fipven. “Me siento honrado de regresar casi siete años después, de mi primera visita a Venezuela. Lo que he visto en estos días es sorprendente, los muchachos que conocí muy pequeñitos, ahora no sólo son grandes en tamaño, lo son también en la interpretación. Esto para mí es muy sorprendente”, expresó con una gran sonrisa.

Luego, indicó que le resultaba difícil posar para unas gráficas mientras descargaba las notas de la partitura sobre el redoblante. Sin embargo, accedió a la petición del fotógrafo, expresando que se siente cómodo con la forma espontánea en que los venezolanos realizan su trabajo. “Para mí es fácil interactuar con los alumnos, están ávidos de aprender, preguntan mucho, y comprenden muy fácilmente lo que se intenta transmitir. Es impresionante el crecimiento de participantes del Festival”.

Realmente, no son muchas las ocasiones que ha tenido para visitar esta parte del continente americano, pues sus actividades profesionales se concentraron en los Estados Unidos. En su hoja de vida consta que pasó la temporada 1982-83 en Nueva York, estudiando principalmente con Elden C Bailey en la Juilliard School of Music, pero también asistió a clases magistrales con destacados percusionistas y timpanistas en los EE.UU. Como solista se ha presentado con varias orquestas sinfónicas nórdicas, realizando concierto en la radio y la televisión en muchas ocasiones. También desarrolló buena parte de su carrera en Escandinavia, Europa; EE.UU. y en China, como parte de diversos grupos de cámara. 

Acerca del movimiento de orquestas de Venezuela expresó: “Creo que en Latinoamérica hay una gran fortuna por el temperamento de su gente, y particularmente en este país hay mucho talento y grandes profesionales para trabajar. Estoy muy emocionado de presentarme con la Orquesta Sinfónica Simón Bolívar de Venezuela. Agradezco mucho esta invitación”.

El sábado 9 de noviembre se presentará en la Sala Simón Bolívar, bajo la dirección de Pablo Castellanos, para interpretar el Concierto para redoblante y orquesta, que, en 1991, el compositor islandés Áskell Másson compuso especialmente para el percusionista sueco. El patrón rítmico de esta obra ha sido alabado por la crítica de las grandes capitales del mundo, donde Carlsson la ha interpretado y ha ganado numerosas ovaciones.

Con la presencia del maestro Roger Carlsson prosigue el cronograma del CIIC, auspiciado por Hilti Foundation, a través del cual se fortalece la labor pedagógica del Sistema Nacional de Orquesta y Coros Juveniles e Infantiles de Venezuela, cuyo órgano rector es la Fundación Musical Bolívar, adscrito al Ministerio del Poder Popular para el Despacho de la Presidencia y Seguimiento de la Gestión de Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela.