Romeo y Julieta, Giulietta y Romeo, María y Toni. Distintas versiones e interpretaciones de la pareja de enamorados más famosa de la Historia llenan a partir de mañana el programa del Festival de Pentecostés de Salzburgo, con mucha presencia de artistas latinoamericanos.

Vía: www.diariovasco.com/

Con el 400 aniversario de la muerte de Willian Shakespeare, autor de la tragedia de Romeo y Julieta, en el calendario, el certamen se ha llenado de la triste historia de los amantes de Verona.

El homenaje a este drama comienza mañana con el plato fuerte de la edición de este año del Festival: una adaptación del West Side Story compuesto por Leonard Bernstein en la década de 1950.

El musical sobre amor y rivalidad étnica en el Upper West Side de Nueva York estará protagonizado en esta nueva versión por la soprano italiana Cecilia Bartoli como la puertorriqueña María y con el tenor estadounidense Norman Reinhardt como Toni.

Asegurando el ritmo latino que esta obra precisa estará la Orquesta Sinfónica Simón Bolívar de Venezuela, con el maestro Gustavo Dudamel al frente.

“Nadie puede impulsar a los ‘Sharks’ (la banda de puertorriqueños que aparece en la historia) con un ‘tempo’ tan rico y rítmico mejor que setenta latinos en el foso de la orquesta”, dijo la propia Bartoli sobre la elección de la Simón Bolívar para este montaje.

Todas las localidades han sido vendidas tanto para el estreno de mañana como para la función del domingo 15.

El sábado, el Festival de Salzburgo seguirá contando esta historia de amor con el montaje teatral “A tender thing”, en el que el dramaturgo Ben Power transforma a Romeo y Julieta en un matrimonio que recorre y recuerda su larga vida en común.

Ese mismo día sube a escena una representación de la ópera Giuletta y Romeo, de Nicola Antonio Zingarelli, en versión concertante, es decir, sin vestuario ni escenografía.

Los protagonistas son la mezzosoprano Ann Hallenberg y el argentino Franco Fagioli, al que el Festival de Salzburgo describe como “uno de los contratenores más virtuosos de la actualidad”.

El domingo, en un concierto de cámara se interpretarán obras de Dvrorák, Martinu, Chaikovski y el español Pablo de Sarasate, del que se interpretará su “Capricho de Romeo y Julieta”.

Romeo y Julieta también danzarán ese día en el ballet del mismo nombre creado por John Cranko y que estará interpretado por el Ballet de Sttutgart.

El lunes, último día del certamen, voces como la del peruano Juan Diego Flórez se oirán en un concierto de gala con la Sinfónica de Viena en el que el programa estará dedicado exclusivamente a la tragedia de Shakespeare.

Un concierto a capella y la proyección de varias películas sobre el tema, entre ellas la protagonizada por Leonardo DiCaprio en 1996 y el Shakespeare in Love con Gwyneth Paltrow, completan el programa.