Dos músicos de Canet d´en Berenguer impulsan una novedosa plataforma virtual con la que aprender grado elemental de forma divertida


Vía: www.levante-emv.com | M. ARRIBAS | CANET D´EN BERENGUER

Enseñar lenguaje musical a través de videojuegos, de forma divertida, entretenida y lúdica, ya es posible. Dos profesores de la escuela de la Sociedad Musical de Canet d´en Berenguer han impulsado una plataforma virtual con la que este año van a aprender más de 400 alumnos de escuelas de música y conservatorios de la Comunitat Valenciana.

La innovación se ha hecho ya un hueco en la enseñanza del lenguaje musical. La plataforma virtual diseñada por dos profesores de Canet d´en Berenguer, Cristóbal Navarro y Sergi Rajadell, ha permitido una auténtica revolución en numerosas escuelas de la Comunitat Valenciana al incorporar las nuevas tecnologías. Así, además de dar una alternativa a los viejos manuales, en Canet ya ha hecho desaparecer la cifra de alumnos que dejan sus estudios musicales por verlos aburridos; todo un esfuerzo que recientemente les ha valido el prestigioso Premio Euterpe que entrega la Federación de Bandas de Música de la Comunitat Valenciana en categoría de investigación y el Premio Orpheo a la creación que otorgarán el próximo día 16 las sociedades musicales de la comarca del Camp de Morvedre.

La experiencia nació en la escuela de música de Canet cuando Cristóbal Navarro quiso aprovechar las increíbles posibilidades que ofrece el mundo digital en la enseñanza del Lenguaje Musical. Al ver el vacío a ese nivel, se embarcó en cubrirlo para hacer más amenas sus clases y contagió su entusiasmo a Sergi Rajadell. Así, este último cogió las riendas en todo lo relativo a la composición y crearon un tándem perfecto. «La iniciativa de todo esto fue de Cristóbal. Él es el alma mater », admitía Sergi. «Es verdad que la metodología es mía. Pero él ha compuesto 60 composiciones por curso y otros tantos dictados. Vamos, que sin los dos no hubiera sido posible», añadía Navarro, además de resaltar el apoyo logrado en todo momento «desde la directiva de la sociedad y desde el ayuntamiento para convertir la escuela en un centro puntero a nivel digital».

Su reto desde el principio era lo que ahora, unos 10 años después, ya es una realidad: Que los niños aprendan lenguaje musical con una pizarra digital, además de tener un mundo de posibilidades en el ordenador de su casa para repasar las lecciones sin ayuda de nadie, desde juegos a canciones acordes a cada lección, dictados o enlaces a vídeos relacionados. «Esto no es un curso on line para seguir a solas, sino para trabajar con él en el aula o repasar la clase. Apostamos por las escuelas», precisaba Navarro.

Esta experiencia ya lleva tres años dando frutos en Canet y, tan sólo con el «boca a boca», otras 14 entidades de la Comunitat Valenciana ya han apostado por aplicar este sistema; una iniciativa donde no faltarán concursos para aumentar aún más la emoción y abierta a aportaciones, dentro del foro creado con este fin.