Prensa FundaMusical Bolívar

El joven y talentoso violinista taiwanés-autraliano está de visita en Venezuela para dictar clases magistrales a músicos de El Sistema y ofrecer un concierto junto con la Sinfónica Juvenil Teresa Carreño, bajo la batuta de Christian Vásquez, este viernes, 9 de octubre en el Centro Nacional de Acción Social por la Música

“Estoy muy feliz de estar aquí”, dice Ray Chen con una dulce sonrisa. El violinista de origen taiwanés se encuentra en Venezuela, invitado por El Sistema, para cumplir labores pedagógicas y ofrecer un concierto con la Sinfónica Juvenil Teresa Carreño, dirigidos por el maestro Christian Vásquez, este viernes, 9 de octubre en la Sala Simón Bolívar del Cnaspm.

Chen, que tiene apenas 26 años, es uno de los jóvenes prodigios de la música académica contemporánea. Nació en Taiwán pero se crio en Australia y comenzó sus estudios a los 4 años. “Yo tenía una guitarra de juguete y la tocaba constantemente, tenía calcomanías por todos lados. Un día tomé un palito y la tocaba como si fuese otro instrumento. Cuando cumplí 4 años mi papá y mi mamá decidieron regalarme un violín”. De allí en adelante, el camino de Chen ha estado lleno de trabajo y logros, que ya le han permitido tener una brillante carrera. Estudió bajo la guía de Aaron Rosand, y ha sido ganador del premio Queen Elisabeth (2009) y de la Competencia Yehudi Menuhin (2008).

La agenda de Chen de este año, que incluye una gira por China con la Sinfónica de Gotemburgo y Kent Nagano, y una gira europea con la Filarmónica de Londres y Christoph Eschenbach, lo trajo a Venezuela. Es su primera vez, y afirma tajante que quiere regresar.

Ha tenido tres jornadas intensas de clases magistrales y ensayos. “Estos días han sido maravillosos y llenos de talento. Decir que estoy sorprendido no sería la idea precisa, porque la gente fuera de Venezuela sabe lo talentosos que son los músicos en El Sistema.

El Sistema, las orquestas y sus integrantes ya tienen afuera una gran reputación en el mundo de la música clásica”. Buscando precisión con las palabras, Chen dice que, en suma, la impresión ha sido mayor de la que esperaba, y lo que ha visto y recogido de las clases que ha dictado a jóvenes violinistas de El Sistema es muy significativo para él. “Es fantástico y grandioso ver que cada uno de ellos tiene un estilo individual, y cada persona tiene una manera de abordar la música aunque sean alumnos de un mismo profesor. Estoy muy feliz de ver eso, es muy importante. Yo he aprendido más que lo que he venido a enseñar”.

Pasión, amor hacia el oficio, un genuino gusto por el trabajo en equipo, talento, esas son algunas de las características de nuestros músicos que enumera Chen. “Creo que El Sistema es como un maravilloso santuario. No he podido ver en otro lugar esta cantidad de niños tan impresionante y gente de mi edad que es tan feliz y tan apasionada por la música. En otras orquestas no tienen la misma actitud que aquí. En El Sistema he podido ver que las personas verdaderamente aman tocar juntos, más que tocar solos, y eso es una verdadera señal de trabajo en equipo”.

Músico de la era digital. Ray Chen es un joven de su tiempo, consciente de la época y las herramientas que tiene a mano. Así, ha tratado de acercar la música académica, su trabajo y su vida diaria a las nuevas generaciones. Su herramienta han sido las redes sociales: tiene cuenta en Facebook, Twitter, Instagram y SoundCloud; en esta última plataforma cuenta con cerca de 2 millones de seguidores. Y un dato adicional: él mismo administra todas sus cuentas. “Las redes son un lugar en el que estamos haciendo muchas cosas y todos vemos: leyendo el periódico, en contacto con los amigos, comprando cosas, viendo publicidad… Todas ellas existían muchísimo antes que la Internet, sólo que la Internet y las redes sociales las han puesto todas en un mismo sitio. Eso está haciendo nuestras vidas mucho más fácil y supongo que para mi generación, somos seres digitales, no es realmente una cosa nueva y es muy divertido. Para mí es una oportunidad de comunicación directa entre el artista y el público. Por ejemplo, cuando yo era más joven me preguntaba: ‘¿qué hacen mis violinistas favoritos en su día a día?’, y ahora tú puedes tener ese vistazo dentro de su vida diaria y eso es muy fino. La música no es la única que conecta a las personas, las redes sociales también conectan a las personas”.

La visita de Ray Chen es parte de las actividades pedagógicas y musicales que lleva a cabo el Sistema Nacional de Orquestas y Coros Juveniles e Infantiles de Venezuela cuyo órgano rector es la Fundación Musical Simón Bolívar, adscrita al Ministerio para el Poder Popular del Despacho de la Presidencia y Seguimiento de Gestión de Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela.