Tiene más de 400 años de historia. Estas son algunas de sus anécdotas

Vía: elpais.com | Por VIRGINIA LÓPEZ ENANO

La agitada vida de un clérigo. Al hablar de ópera suele obviarse al autor del texto: el libretista. Son muchos músicos los que mantuvieron una estrecha colaboración con los escritores de sus óperas, como Verdi y Arrigo Boito. Pero si hay un libretista que ha trascendido es Lorenzo da Ponte, colaborador de Mozart. Da Ponte fue un sacerdote veneciano expulsado de la ciudad por tener un hijo con una mujer casada. Viajó a Viena, donde se hizo pasar por libretista. Y conoció el éxito. Tras una vida marcada por amores y deudas, se trasladó a Nueva York y montó una tienda de comestibles. Allí murió, a los 89 años, habiendo sido testigo de la evolución de la ópera: cuando él nació Händel aún estaba en activo y murió solo un año antes de que Verdi estrenara su primera obra.

“La gente necesita salir de la vida cotidiana. Un lugar donde puede aislarse de todo es la ópera”

CECILIA BARTOLI, ‘MEZZOSOPRANO’

Los conservatorios también se equivocan. Las óperas del compositor italiano Giuseppe Verdi marcaron un antes y un después en la historia de la música. Sin embargo, el autor de La traviata (en la imagen, un montaje de 2005 en Salzburgo) fue rechazado a los 18 años por el conservatorio de Milán. ¿El motivo? Su edad y que “sus ejercicios no mostraban especiales aptitudes para la música”.

El aplauso más largo. 80 minutos duró la ovación que recibió Plácido Domingo tras cantar el Otello de Verdi en Viena, en 1991. La calurosa acogida obligó al tenor a salir a escena a saludar un centenar de veces.

El dato. En el siglo XVI se empezó a extender por Europa la figura del castrato, el afortunado poseedor de la voz perfecta: timbre de niño y la potencia de los pulmones de un adulto. En Nápoles, principal fábrica de castrati, se llegaron a castrar para este fin entre 3.000 y 4.000 niños al año.Aquellos que conseguían hacer carrera eran admirados y tratados como auténticas estrellas. Pero la gran mayoría  moría durante la operación o desarrollaba una voz chillona que los condenaba al olvido.

Wagner, el compositor más polémico.

Odio:

  • Charles Baudelaire. Poeta. “Me gusta más aún el sonido de un gato que cuelga de una ventana por la cola”
  • Piotr Chaikovski. Músico. “Tras las últimas notas de El ocaso de los diosessentí como si me liberaran de una cárcel”
  • Friedrich Nietzsche. Filósofo. “Wagner contamina cualquier cosa que toca: puso enferma a la música”
  • Gioachino Rossini. Músico. “Tiene momentos buenos y horribles cuartos de hora”

Amor:

  • Gustav Mahler. Músico. “Solo hubo Beethoven y Richard; y después de ellos, nadie”
  • Colin Wilson. Escritor. “Si se conoce bien una ópera suya, no pueden encontrarse sorpresas frescas en las demás”
  • Luis II de Baviera. “Solo puedo adorarle. Un ser terrenal no puede corresponder a un espíritu divino”
  • Georges Bizet. Músico. “Wagner es Verdi si le agregamos estilo”

LAS MÁS REPRESENTADAS

Estas son las ocho óperas con más número de funciones en el mundo durante la temporada 2013-2014.

3.561 ‘La traviata’ (Verdi)

3.354 ‘La flauta mágica’ (Mozart)

3.151 ‘Carmen’ (Bizet)

2.921 ‘La bohème’ (Puccini)

2.501 ‘Tosca’ (Puccini)

2.454 ‘Las bodas de Fígaro’ (Mozart)

2.413 ‘Madama Butterfly’ (Puccini)

2.366 ‘El barbero de Sevilla’ (Rossini)

Fuente: Operabase (datos en número de representaciones).