Vía: www.comunicacion-cultural.com/

En Musica Viva, una de las organizaciones de artes escénicas más antiguas e importantes de Australia, han desarrollado una pizarra interactiva y varios recursos de eLearning para hacer la educación musical escolar más divertida.

La música en Australia va a ser materia de educación obligatoria en unos años, y no quieren perder el tren de la tecnología en una acertada incitativa como la enseñanza de esta disciplina.

Para acercar a los más jóvenes estudiantes a la música han pensado en la necesidad de hacer uso de la tecnología digital, lo que la va a hacer –según los responsables del proyecto- más accesible, atractiva y sencilla de aprender.

En este caso se trata de una pizarra digital basada en un software diseñado específicamente para esta materia. En esta pizarra interactiva combina varios estilos musicales, y favorece el trabajo colaborativo entre maestros y estudiantes gracias a su enfoque multiusuario. Hay vídeos en alta resolución, ejercicios para comprender las notas musicales, para combinar instrumentos con tan sólo arrastrar sonidos, etc.

Con ello los estudiantes pueden aprender y experimentar con diferentes instrumentos o técnicas y mejorar sus habilidades auditivas, arreglos musicales e improvisación.

Hasta el momento, este recurso digital ha tenido gran aceptación, tanto en docentes como en alumnos, y los resultados parecen acompañar a ese entusiasmo.