Prensa FundaMusical Bolívar

El compositor y director polaco hizo un alto en sus compromisos artísticos en Europa para estar presente en uno de los ensayos de la Sinfónica Simón Bolívar a su paso por Londres

“Desde mi corazón quiero felicitar al maestro José Antonio Abreu por la gran idea que tuvo hace 40 años de crear El Sistema y todas sus orquestas juveniles e infantiles. No necesito reafirmar lo que todo el mundo ya sabe: este programa es tan maravilloso que se ha expandido por todo el mundo, y hasta en Polonia estamos tratando de copiarlo. De manera que estoy muy feliz de escuchar de nuevo aquí en Londres a la Sinfónica Simón Bolívar, con Gustavo Dudamel al frente”, dijo Krzysztof Penderecki.

El compositor polaco -creador de un nutrido repertorio musical que abarca desde obras sinfónico-corales, corales a capella, de cámara, instrumentales, óperas y música para cine-, hizo un alto en sus compromisos artísticos en Europa para estar presente en uno de los ensayos de la Sinfónica Simón Bolívar a su paso por Londres. Siempre activo, Penderecki comentó que está ocupado componiendo una ópera encargada por el Teatro de Ópera de Viena, labor que alterna con la creación de dos conciertos, uno para arpa y otro para trompeta.

-Usted que ha dirigido en Venezuela varias orquestas juveniles, así como también a la Simón Bolívar ¿cómo aprecia la evolución de El Sistema y de sus agrupaciones?
– Yo fui invitado a Venezuela por el maestro Abreu, hace más de 20 años. Desde entonces voy muy seguido, casi cada dos años, y para mi siempre es y será una gran experiencia trabajar con gente tan talentosa, con jóvenes músicos que cada vez tienen mejor preparación en comparación con sus profesores y fundadores de El Sistema. Creo que no tenemos músicos tan talentosos en Europa como los que encontramos en la pequeña Venezuela.

-¿Cuál cree usted que ha sido el aporte de Gustavo Dudamel y de la Sinfónica Simón Bolívar al mundo de la música clásica?
-El maestro Dudamel es uno de los más grandes conductores que se haya visto en las últimas décadas. Es muy joven aún, pero siempre su regreso a Europa es muy impactante y de gran magnitud. Considero que Dudamel y la Orquesta Simón Bolívar son la marca y la impronta más brillante de Venezuela, donde quiera que se paren a tocar.

-¿Cuál es el valor más importante que encierra El Sistema, y que está inspirando nuevas iniciativas educativas y sociales en numerosos países?
-La idea de Abreu al crear este programa fue genial. No sé cómo describirlo, pero hace 40 o 30 años, prácticamente no habían orquestas en Venezuela y ahora tienen más de 300. Esto ya es un milagro. Pero es más maravilloso aún, que niños y niñas que jamás habrían soñado con pertenecer al mundo del arte, o con tener una profesión de la cual pueden vivir y ganarse el sustento, tengan a El Sistema.

-¿Qué hace que un compositor se mantenga tan activo en su proceso de creación?
-Empecé a fascinarme con la música desde los 6 años de edad, primero con el violín y luego, a los 16, comencé a componer, y hasta hoy sigo haciéndolo todos los días. La música se convirtió en mi vida… por eso entiendo lo que ha hecho Abreu por miles de pequeños y jóvenes en su país.

-A nivel mundial ¿ha observado usted algún aporte que esté cambiando la música clásica en los últimos años?
-Sí, insisto: El Sistema es la mayor revelación y aporte para la música en los últimos años, por todo lo que he señalado y mucho más.