Tras asumir en septiembre como asistente de la Filarmónica de Los Angeles, encabezada por Gustavo Dudamel, el músico nacido en Santiago en 1981 cierra el mejor año de su carrera y anuncia un 2018 cargado de desafíos: en abril acompañará a Teatro Cinema en su paso por EEUU, y además debutará al frente de orquestas en Argentina, México y Colombia.


Aunque vive junto a su esposa e hijo en EEUU desde 2011, esta será la primera vez que Paolo Bortolameolli no viajará a Chile a pasar las fiestas de fin de año.

Vía: culto.latercera.com | Por Pedro Bahamondes

“Opté por privilegiar los tiempos de estudio”, dice al teléfono desde Boston, donde vive y se la ha pasado los últimos días releyendo partituras que ya conocía y dominaba desde cuando estudiaba piano en Santiago y aún no se decidía a dar el salto mortal para ponerse a la cabeza de una orquesta. Desde Mahler y Tchaikovsky, hasta Stravinsky y Shostakovich, el director chileno de 35 años ha intentado hallar en esas mismas composiciones lo que nunca antes se había manifestado.

“Hoy me siento muy distinto al que era en Chile, y tiene que ver netamente con el trabajo que he desempeñado aquí este último año. Es como si mis horas de vuelo hubiesen aumentado exponencialmente”, afirma Bortolameolli, quien en septiembre pasado asumió por 12 meses -con posibilidad de renovación- como director asistente de la Filarmónica de Los Angeles, encabezada por el director y compositor venezolano Gustavo Dudamel (1981), y hoy considerada la más importante del país, entre otros, según The New York Times.

“Las semanas que más tengo que estar en Los Angeles son las que él está aquí, apoyándolo, así que nos toca trabajar codo a codo”, cuenta. “La verdad es que no podría imaginarme en otro lugar mejor en este momento de mi vida, y sobre todo por cómo sincroniza con mi propia visión, porque mi carrera la veo desde un punto de vista más amplio: además de lo artístico me interesa muchísimo lo educativo, acercarme a las nuevas audiencias y dar conferencias, así como buscar repertorios interesantes para el público. Sigo creyendo que fue una alineación de astros la que me hizo aterrizar aquí, y estoy aprovechando de aprender lo que más pueda, y casi que por osmosis”, agrega.