El venezolano Pacho Flores es uno de los máximos exponentes de la trompeta en el mundo y eso nadie lo discute a tal punto que el crítico especializado Álvaro Gallegos afirma que el tachirense “es lo más importante que le ha sucedido a la trompeta desde Miles Davis”.


Por Roberto C. Palmitesta R. | Twitter e Instagram: @rpalmitesta | Especial para Venezuela Sinfónica

Si hay algo que lo caracteriza es su enorme versatilidad para tocar con exactitud, corazón y pasión distintos géneros musicales y justamente, valiéndose de ese recurso grabó su nueva producción discográfica titulada “Entropía”, nuevamente  bajo el sello discográfico más importante dentro de la música académica: Deutsche Grammophon. En esta oportunidad es acompañado por otro ilustre venezolano: el guitarrista Jesús “Pingüino” González, quien además fue uno de los pioneros en la enseñanza del contrabajo (su primer instrumento) en El Sistema.

“Entropía” es el tercer CD de Pacho Flores como esfuerzo solista, que viene precedido por los éxitos de “La Trompeta de Venezuela” (2009 – Guataca Producciones) y  “Cantar” (2016 – Deutsche Grammophon). Esta nueva placa ahora le ofrecer un universo muy abierto de posibilidades de gira y de alcance hacía distintas audiencias.

“Entropía” contiene 13 temas de autores venezolanos como Henry Martínez, Simón Díaz, Pablo Camacaro, Lionel Belasco y Luis Laguna junto a otros clásicos de autores latinoamericanos como Astor Piazzolla y Carlos Gardel (Argentina), Ernesto Lecuona (Cuba), Ton Jobin y Pixinguinha (Brasil), más dos temas compuestos por el propio Pacho Flores y otro de la autoría de Pingüino González. Entre todos conjugan tendencias como jazz, tango, bossa nova, samba y bolero, junto a tonadas, valses y merengues venezolanos.

El disco ya está disponible tanto en formato físico como digital en las principales plataformas y discotiendas y acaba de ser presentado con éxito total en Madrid. Contó con la producción de Vicente Honorato y la dirección artística del propio Pacho Flores, sumado al trabajo de Alberto Méndez como ingeniero de sonido. Fue grabado en Valencia, España, ciudad donde reside actualmente el venezolano.

El orgullo del estado Táchira le devela a Venezuela Sinfónica algunos de los secretos tras la creación de “Entropía” además de ofrecer una breve y didáctica clase magistral sobre los diferentes instrumentos que utilizó en la grabación. Cuenta cuáles son sus planes futuros y no deja por fuera su agradecimiento hacia el maestro José Antonio Abreu.

VS: ¿Por qué el título de Entropía?

La idea fue de nuestro productor musical, don Vicente Honorato. Entropía consiste en poner orden, en organizar el caos. ¿Dónde estaba ese caos? En nuestro caso fue la necesidad de organizar todos estos arreglos de los temas que íbamos a grabar, entonces cada uno, con su experiencia, iba trabajando para hacer un arreglo que antes no existía, que era un caos. De ese caos de arreglos salió el orden con los temas de este disco.

VS: ¿Cómo fue el proceso de selección del repertorio? Incluyes dos composiciones propias y una de Pingüino.

En este disco quisimos llevar a España y Latinoamérica, primero partimos de un grupo de canciones y luego fuimos seleccionando entre ese primer grupo. Quisimos buscar temas que fueran representativos de distintas regiones con sus estilos musicales, por eso en el disco puedes encontrar música tradicional venezolana, jazz, tango, bossa nova, samba y bolero.

Fue un poco complicado, porque se quedaron muchos temas por fuera, pero lo que tratamos fue hacer un abanico y expandir nuestras posibilidades al interpretar diferentes estilos para ofrecerle al público una gran variedad de colores y texturas, lo que hace que el proyecto gane. Yo personalmente me aventuré a componer dos temas para el disco, uno es un valsa venezolano dedicado a mi madre y el otro es una samba para cerrar con broche de oro el disco. También ha sido un gran aporte porque se convierten en obras originales para trompeta y guitarra, luego puedo hacer un arreglo para orquesta pero la versión original va a ser la primera que se graba. Pingüino también hizo un arreglo que se llama “Café Madrid” que es precioso.

VS: para grabar el disco fueron utilizadas en forma exclusiva trompetas de la casa Stomvi y Guitarras Manuel Rodríguez, ¿es cierto que algunos de estos instrumentos fueron fabricados en forma exclusiva para esta grabación?

Sí así es, estamos muy agradecidos con ambas casas por haber confiado en este proyecto, tanto Stomvi como Manuel Rodríguez fabricaron instrumentos exclusivos, pensando en el sonido que queríamos buscar para este proyecto, es nos llevó a descubrir nuevas sonoridades.

VS: ¿Cómo fue la relación de trabajo con Vicente Honorato?

Él es el padre del proyecto, a él le debemos todo, es el padre musical de Entropía, le estamos muy agradecidos, enormemente agradecidos. Es además el dueño de la casa Stomvi y siempre ha tenido fe en mí. Como te comenté, para este proyecto se fabricaron especialmente los modelos de cornetas que quedaran acorde para el sonido que se buscaba. Él siempre estuvo pendiente de todo y está muy contento con los resultados.

VS: La trompeta tiene un sonido muy fuerte que sin duda opaca al de la guitarra, entonces ¿cómo fue el proceso de ecualización para que el disco sonara tan parejo?

Sí, es cierto, la trompeta y la guitarra son instrumentos muy diferentes, el primero es un instrumento con muchísima potencia  y la guitarra clásica es un instrumento que a nivel de decibeles queda desfavorecido cuando se tocan ambos juntos, al principio estábamos preocupados, pero gracias a la tecnología ambos se pueden balancear, también tuvo mucho que ver la selección de los instrumentos. Para grabar este disco preferí utilizar las cornetas, cuyos sonidos son mucho más dulces y  más nobles que los de las trompetas, entonces armonizan y comulgan mejor con los armónicos de la guitarra, y esto ayudó mucho con la ecualización.

VS: ¿Es cierto que eres el primer músico en grabar un disco con puras cornetas utilizando solo cornetas?

Sí, es así, eso no lo había hecho nadie, fue un reto y un riesgo que quise asumir, pero el resultado fue excelente yeso le llamó mucho la atención a nuestro sello disquero.

VS: ¿Cuántos instrumentos utilizaron en la grabación?

Quisimos utilizar la mayor cantidad de instrumentos posibles: guitarras de 6 y 7 cuerdas y el cuatro venezolano con una afinación diferente. Como comenté yo utilicé distintas cornetas principalmente. Cada instrumento tiene una tesitura diferente y eso pasa en cada obra, se ve reflejado en cada tema, cada una de ellos tiene un color, entonces si normalmente ofrecemos 10 colores o 20 en un disco, la idea es que con el menor número de músicos puedan apreciarse 200 o 300 colores.

VS: Retomando el tema de del uso de las cornetas y para aclarar al público que no se especializa en materia de trompetas ¿cuál es la diferencia entre una trompeta y una corneta?

La trompeta es un instrumento que tiene unos timbres más agresivos, unos timbres con sonoridades más brillantes, en cambio la corneta son timbres más cálidos con armónicos medios y graves menos agresivos que los de la trompeta, por esta razón hemos utilizado estos instrumentos en vez de la trompeta. Además que la trompeta al tener mucha más potencia, se comía literalmente el sonido de la guitarra, lo opacaba. Esa es una de las razones por las cuales hemos desarrollado este tipo de cornetas que además son de cuatro pistones, y ¿qué quiere decir esto? Que tengo una octava grave más de registro, lo que me permite que en vez de ofrecer tres octavas y media, ofrezco lo que una trompeta ofrece, es decir de tres octavas y media a cuatro que por ejemplo puedo hacer las transcripciones de Piazzolla que son para flauta sin hacer falsas alteraciones melódicas.

VS: ¿Por qué un dúo de trompeta y guitarra y no un trío o un ensamble que incluyera más instrumentos?

Yo lo había hecho, con el álbum “La Trompeta Venezolana” grabé con varios músicos, inclusive hasta con ocho instrumentos, inclusive uno de los músicos era Álvaro Paiva Bimbo, me dio una buena sensación y en esa oportunidad me dije que algún día quería hacer un disco de trompeta y guitarra. ¿Por qué ahora solo trompeta y guitarra? Bueno, no estamos tocando solo trompeta y guitarra, sino muchas trompetas y varias guitarras. Al ser dos personas tratamos de tocar como lo haría una orquesta sinfónica completa, porque al final yo tengo que crear colores y texturas de todos los instrumentos melódicos, y Pingüino tiene que crear esencias, colores, contrapuntos, acompañamientos y fugas. Tenemos que ofrecerlo absolutamente todo, yo cuanto termino un concierto de este disco termino completamente agotado, me demanda tanto esfuerzo y energía porque es otro rol el que estoy cumpliendo como artista y trompetista, y no estaba acostumbrado.

VS: Ya que lo mencionas ¿Cuáles son las diferencias entre tocar un recital con repertorio académico y un concierto con los temas de “Entropía”?

Es diferente, es otra cosa que ofrezco a la que estoy acostumbrado, es otro protocolo, estoy acostumbrado a las salas de concierto donde hay otro protocolo de ensayo y hasta otro tipo de estudio personal. Aquí estamos tocando con seis diferentes tipos de cornetas, no trompetas y dos, guitarras una de 6 cuerdas, otra de 7 cuerdas, y el cuatro venezolano.

VS: Entonces, contando con todos estos recursos ¿cuál crees que fue el resultado en cuanto al sonido de este disco?

Estoy muy contento porque es un sonido honesto, sin ningún tipo de alteraciones, quisimos que quedara el sonido natural de cada instrumento que se usó. La ecualización fue llevada de la forma más natural posible. El sonido tiene mucha dignidad y es muy humano.

VS: ¿Grabaron cada instrumento en vivo o por separado?

Cada tema fue grabado prácticamente en vivo o en directo como se dice en España. Tuvimos a escoger entre dos y tres tomas en algunos temas, fue todo muy espontáneo. Quisimos constituir un dúo donde pudiéramos llevar de manera oficial todas nuestras inquietudes musicales. Si bien hemos hablado sobre la ecualización, también es cierto que la guitarra y la trompeta son instrumentos que tienen una armonía perfecta. Pingüino resultó ser el compañero perfecto para Entropía porque le da un sentido especial a todo lo que estamos haciendo y sabe armonizar muy bien.

VS: ¿Qué le dirías al maestro Abreu sobre este proyecto?

Lo primero que le diría es gracias, gracias por habernos dado una plataforma musical donde ha existido tanta diversidad y con tana colaboración entre distintos géneros musicales, en un país con tanto mestizaje, con tanta gente de distintas razas, culturas y religiones viviendo en un mismo país. Le diría que este es un proyecto que para mí es una muestra muy grande en un formato muy pequeño pero con gran música. Estamos interpretando clásicos latinoamericanos y esto para mi representa un valor agregado para nuestra cultura en Iberoamérica.

VS: El sello Deutsche Grammophon es especializado en música académica, ¿cómo lograste venderles la idea de grabar un disco de música popular latinoamericana?

Realmente no fue difícil, yo creo que un proyecto si tiene calidad es viable de llevarlo hacia delante. Recuerdo hace años cuando hablé con la vicepresidenta del sello quien me invitó a formar parte de los artistas del sello, ella al ver la versatilidad que yo tenía para tocar diferentes estilos, ella misma me propuso hacer un disco como “Cantar”, que fuera más sobrio, con un repertorio más universal, reconocido por las masas del mundo, un repertorio que tiene todas las características de la academia y también las innovaciones que presentamos en ese CD con nueve tipos de trompetas. En el caso de “Entropía” ella me dijo que tenía que aprovechar ese perfil de artistas que yo tenía para ofrecer a otro público música con un alcance diferente, inclusive mayor, porque este disco no solo le gusta al crítico que escucha Mahler o Beethoven, le gusta también a la abuela, a los niños y hasta a los jóvenes rebeldes, porque tiene un contenido musical que está hecho con mucho respeto y se ha trabajado con muchísima calidad. Sobre todo es un disco que representa nuestra esencia, nuestra identidad, es un disco muy humano y cercano.

VS: ¿Qué nos puedes explicar sobre las obras de Piazzolla?

Yo a Piazzolla lo denomino el Bach latinoamericano, para mi es fantástico, el eleva la música a otros niveles y a otros estados. No se sabe cuál es la frontera de su música, porque su música que viene del arrabal se puede colocar en un bar o incluso en las salas de concierto con las mejores acústicas del mundo, entonces no se sabe cuál es la frontera.

VS: Entonces es un repertorio que te ofrece muchas posibilidades de gira y presencia en festivales.

Totalmente de acuerdo, este repertorio no solamente es programable en las salas más importantes para música de cámara, sino que también tiene cabida en festivales de Word Music. Hasta me han hecho invitaciones para festivales de bolero y de jazz.

VS: ¿Cuáles son tus planes de gira con el Proyecto Entropía?

Acabo de hacer la presentación de Entropía en Madrid y fue todo un éxito, fue a sala llena, muy emocionante y la receptividad fue sorprendente. Tengo planeado presentar en conciertos este proyecto en Galicia, las Islas Canarias y claro que también en Latinoamérica.

VS: ¿Piensas presentar Entropía en Venezuela?

Me encantaría, no lo descarto, con mi casa, con mi país siempre estaré conectado y claro que me encantaría llevar este proyecto a mi tierra. Pondré mis energías para que lo podamos hacer realidad

VS: ¿Crees que la noticia del éxito que representa un disco como “Entropía”, grabado por un artista tan representativo de nuestra cultura como lo eres tu sea una buena noticia y un estímulo para los venezolanos que en estos momentos atraviesan momentos muy difíciles?

Totalmente de acuerdo, más que una pregunta es una afirmación. Si el éxito de un venezolano representa para el país una ganancia bienvenido sea. Lo que no podemos pretender es que si se están pasando momentos difíciles no seamos capaces de afrontar esos momentos y aparte continuar dando buenas noticias, y seguir trabajando. Es verdad que como venezolanos tenemos la gran misión de aportar bienestar común para el prójimo, para todos los venezolanos. Nosotros como artistas en estos momentos no podemos parar de crear, incluso son momentos de inspiración y de mucha reflexión. En mi caso cuando paso por dificultados a mí me inspira como artista y como creador, eso hace que ese sentimiento que llevo por dentro lo pueda exteriorizar a través de mi arte.

VS: ¿Piensas entonces que la música puede ser un puente de encuentro en estos momentos de crisis?

¿Por qué no? Claro que sí. Nuestra música puede ser un punto de unión y de encuentro para que todos como sociedad salgamos adelante. Poniendo un ejemplo: si un venezolano gana el Premio Nobel por descubrir la cura del cáncer, pues es algo de lo que tenemos que estar orgullosos y darle una gran cobertura y difusión, para apoyar lo que está pasando. Hay que reconocer que muchas de estas situaciones difíciles por las que estamos atravesando sirven de excusa para eclipsar los logros de los venezolanos y eso no debería ser. No solo en Venezuela están pasando cosas malas, alrededor de nuestro país también suceden cosas malas, pero a los venezolanos también le están pasando cosas buenas a las que hay que dar cobertura y promoverlas.