El director de orquesta se convierte en artista residente y participará todos los años en la cita

Vía: granadahoy.com | G. Cappa granada

Si hay un artista granadino al que se le puede poner sin complejos el adjetivo de internacional ese es Pablo Heras-Casado, acostumbrado a coger un avión para ir hasta Nueva York como quien coge el ‘4’ para ir a Puerta Real. Nombrado el año pasado como director del año en 2013 por la revista Musical América, ese mismo año marcó otro hito al dirigir la Novena Sinfonía de Beethoven en los conciertos de Fin de Año y Año Nuevo con la Staatskapelle Berlin, por invitación expresa de Daniel Barenboim.

Pablo Heras-Casado

Pablo Heras-Casado

Con este bagaje se convierte en artista residente del Festival de Música y Danza, donde actuará todos los años a partir de la edición de 2015, cuando traerá a Granada una producción escénica que girará en torno a El sombrero de tres picos, de Manuel de Falla, en un concierto en el que dirigirá a la Mahler Chamber Orchestra y a la cantaora granadina Marina Heredia. Para rizar el rizo, este concierto será publicado por el sello Harmonia Mundi. Para 2016 regresará al mando de alguna de las orquestas de prestigio con las que viene colaborando en los últimos tiempos y para 2017 ya tiene claro que el programa girará en torno a la figura del compositor Claudio Monteverdi.

Presentación oficial de los Amigos de Festival Internacional de Música y Danza de Granada

Presentación oficial de los Amigos de Festival Internacional de Música y Danza de Granada

“El festival me ha abierto las puertas y me da un cheque en blanco para que sea su artista residente y tenga presencia todos los años”, dijo ayer Heras-Casado en un acto en el que se entregaron los primeros carnets del círculo de Amigos del Festival, una iniciativa para implicar a los aficionados de la ciudad que ya ha conseguido más de 9.000 euros.

De hecho, Pablo Heras-Casado ya ha hecho su aportación como amigo de la cita, a lo que se le añade su nombramiento como Embajador del Festival de Música, un cargo que, de todas maneras, afirma que lleva ejerciendo desde siempre. “Es un título honorario, muy honorario, pero no por ser de Granada, se trata de un festival que a veces no tiene la relevancia que merece pese a ser uno de los más importantes del mundo”, afirmó el músico en el acto celebrado en la sede de la Asociación de la Prensa.

Con apenas 36 años, el director que tiene su residencia en un carmen del Albaicín es el director principal de la Orchestra of St. Luke’s hasta 2015 y ya ha dirigido a formaciones como la Orquesta Filarmónica de Berlín, la Boston Symphony Orchestra, la Orquesta Filarmónica de Róterdam y la Chicago Symphony Orchestra. “Es una responsabilidad porque me paso todo el año recorriendo los escenarios del mundo y me relaciono inevitablemente con los artistas y los empresarios, a los que siempre les comento la maravilla que ocurre aquí cada año”, continuó Heras-Casado, que en 2015 marcará otro hito ‘granadino’ en el Teatro Real dirigiendo una ópera basada en El público, de Federico García Lorca.

Así, además de los títulos honoríficos, el fundador de la Orquesta Barroca de Granada y de La Cantoría aportará su “creatividad” y asesorará en las programaciones futuras “para traer al festival a artistas de primer nivel que por una razón u otra todavía no han actuado en Granada”.

Y si la presencia del director argentino-israelí Daniel Barenboim se convirtió en toda una tradición en el Festival con una presencia continuada durante ocho años, ahora será Pablo Heras-Casado la figura que estará siempre presente en la programación, con lo que de alguna manera toma el testigo del responsable de la West-Eastern Divan Orchestra que junta a músicos israelíes y palestinos. Así que el granadino se convierte en el valor más seguro de “uno de los principales festivales internacionales que ha hecho que la historia de la música de las últimas décadas se haya escrito en Granada”, concluyó el nuevo embajador, artista residente y asesor del Festival Internacional de Música y Danza