El World Music Days, festival anual organizado por la Sociedad Internacional de Música Contemporánea, creada en 1923 con el objetivo de apoyar las tendencias más avanzadas de composición, ha elegido “Diálogos” para piano solo como la obra que representará a Venezuela, en su edición 2015 a realizarse en Eslovenia, donde será interpretada junto a las obras de compositores de más de 50 países.

Cabe destacar que Torres (Valera, 1980) ha sido seleccionado por la misma organización en dos oportunidades anteriores. En 2005 viajó a Croacia para presenciar la interpretación de su obra Cuarteto para cuerdas No. 1, y en 2007 a Hong Kong para el estreno de “Piel sincrética” también para cuarteto de cuerdas.

El compositor ha demostrado ser un constante representante de la música de arte no sólo en el ámbito nacional sino internacional. Sus obras han sonado en Zagreb, Hong Kong, Ciudad de México, Córdoba, Tokio, Nueva York, y será próximamente en la ciudad de Liubliana, Eslovenia, el 29 de septiembre, donde su trabajo “Diálogos” tendrá la oportunidad de abrir el concierto bajo la interpretación de la reconocida pianista eslovena Nina Prešiček, de formación pianística en Alemania y Francia, y que además de destacarse como solista de música de cámara y sinfónica, también ha realizado estudios de musicología en La Sorbona de París.

En la nota de programa, el compositor nos comenta que su obra es el resultado de un sondeo musical de la palabra hablada, partiendo de la entonación elemental pregunta/respuesta: “atmósferas sonoras que imitan preguntas y respuestas, distintos estados anímicos y momentos de serenidad y reflexión son confrontados mediante recursos musicales que dan la impresión de una conversación, donde el tema y sus ramificaciones son desarrollados desde el comienzo hasta el final de la obra, pero estructuralmente abordados desde diferentes ángulos (variaciones), intentando encontrar respuestas. En otros momentos específicos, incógnitas irresolubles son musicalmente representadas por sonoridades enigmáticas. Esta partitura ha sido escrita con un lenguaje ecléctico que integra sonidos y técnicas occidentales con elementos del Latin-jazz y su improvisación”.

El joven músico es también poeta, y ha vivido estos últimos tres años en Dublín, donde se encuentra gestando, entre otros proyectos, su segundo libro de textos poéticos titulado “Sonares” para palabra sola.