Vía: noticiasvenezuela.info | Edición 949 – 04/10/2015 | Por Reynel Rodríguez

El proyecto de la Orquesta de Rock Sinfónico Simón Bolívar integra matices clásicos y académicos con uno de los géneros musicales más influyentes de la humanidad, asimismo, ofrece una propuesta fresca donde versionan a íconos musicales que van desde Queen o The Beatles hasta Dream Theater, además, preparan un repaso histórico del rock nacional. Daniel Hurtado, director de la orquesta amplía en exclusiva para VSD

¿De qué trata la Orquesta de Rock Sinfónico Simón Bolívar?

-La Orquesta de Rock Sinfónico Simón Bolívar es un proyecto de corte pedagógico, que funciona dentro del Conservatorio de Música Simón Bolívar que, a su vez, es del Sistema Nacional de Orquestas Juveniles e Infantiles de Venezuela. Esta orquesta forma parte de cuatro agrupaciones de ámbito popular que hacen vida dentro del conservatorio, se encuentran la Simón Bolívar Big Band Jazz; Latinocaribeña Simón Bolívar; Afrovenezolana Simón Bolívar, y la Orquesta de Rock Sinfónico Simón Bolívar. El concepto principal consiste en lograr la fusión entre toda la parte académica, tanto de técnica orquestal, de protocolo orquestal, de teoría musical con el género del rock, en sí, lograr una simbiosis donde el músico que le guste el rock y toque guitarra eléctrica deje de pensar que no tiene espacio en el conservatorio, puesto que ya dispone de uno, en el cual puede realizar toda su parte teórica y musical dentro de él, asimismo, ve su práctica orquestal en una agrupación como la Orquesta de Rock Sinfónico Simón Bolívar.

¿A qué se debe esta propuesta?

-El profesor y director del conservatorio, Valdemar Rodríguez, es quien decide hace ocho años, digamos, abrir estas ramas musicales en el Conservatorio, e inicia con la Simón Bolívar Big Band Jazz y es donde el conservatorio y el Sistema se percatan que existe un número importante de jóvenes interesados en los géneros populares, pero que podrían hacer vida en la parte académica que forma el Sistema y al ver que la Big Band fue un éxito luego del llamado de niños y jóvenes, empiezan a crear estas ramas de agrupaciones dentro del conservatorio, todas justamente con el fin de poner en práctica que un joven pueda estudiar música, técnicamente, pero en cualquier género que le guste, en este caso el jazz, latinocaribeño, afrovenezolano y el rock, que digamos, son cuatro géneros principales del mundo neoclásico del mundo de la música.

¿Cómo es el ingreso de los jóvenes que desean participar en la Orquesta de Rock Sinfónico Simón Bolívar? ¿Se le facilitan los recursos?

-El Sistema tiene 40 años donde los jóvenes se vinculan profundamente con la música clásica, tomando en cuenta que es totalmente gratuito y se les facilita los instrumentos. En el caso de la orquesta de rock, es igual que una orquesta cualquiera del Sistema, donde todos los ingresos son por medio de audiciones con un jurado especializado, y dependiendo del tipo de instrumento que toques, puedes contar acá con un instrumento para los ensayos, como es el caso de los bateristas, es decir, el conservatorio cuenta con toda la instrumentación para cada uno de los muchachos, éste cubre con todas las necesidades que puedan surgir en una orquesta de este estilo.

¿Cómo se ha comportado el público con este proyecto?

-Hemos tenido una grata sorpresa donde en casi todos nuestros conciertos se agotan las entradas días antes del evento, inclusive. Para nosotros es un gran incentivo porque nos demuestra que al público le llama la atención y es de su agrado ir a escuchar la orquesta, y para nosotros es nuestra principal función, mostrarle al público lo que hacemos. Que la gente tenga ese interés es importantísimo y gratificante.

¿A qué artistas versionan en la Orquesta?

-Cuando empezamos con el proyecto de la orquesta y ensayábamos, el profesor Valdemar me comentó, “vamos a tomar los diez mejores tema de la historia del rock y de los diez mejores grupos de la historia del rock”, y entonces allí caímos en un conflicto porque nos preguntábamos quiénes eran los diez mejores grupos y cuáles eran sus diez mejores temas, puesto que el rock tiene una particularidad, y se trata de la cantidad de subgéneros que posee, porque puedes proponer los diez mejores grupos y temas del rock clásico de ‘60 ó ‘70, pero de allí tendrías que descartar a los que hacían rock progresivo, sinfónico, Hard Rock, Rock n’ Roll, justo allí empieza a complicarse la selección de temas. Nuestro plan consiste en abarcar todo lo que se pueda en este proyecto pedagógico y que las personas que lo integran puedan pasearse por todos estos géneros y subgéneros del rock, poder entenderlos, disfrutar y transmitir cada uno de ellos de la forma más correcta. En sí, tratamos de abarcar desde lo más “cincuentoso”, como elRhythm & blues, que eventualmente se transformó en el Rock n’ Roll, hasta pasar por The Beatles, pasamos por los ‘70 con el rock más sinfónico; comienzos del progresivo, en los ‘80 con la instauración del Heavy Metal, inclusive con el Pop de los ‘90; también hemos pasado por el Reggae, que a la vez es un subgénero del rock, donde muchos artistas rockeros se basaron en función a este género como The Police, por ejemplo. Se trata de pasar por esta serie de ramas hasta llegar al progresivo como Dream Theater, donde éste se encuentra más evolucionado. La idea es versionar a figuras emblemáticas que hayan sobrevivido al paso del tiempo, donde estas se convierten en las más disfrutadas por el público, el cual es tan amplio que se encuentran desde jóvenes hasta señores de la tercera edad, estos últimos son quienes escuchan temas clásicos y gozan por haber recordado su época de juventud; podría decir que de 15 temas que tocamos en un concierto, dos pertenecen a su época. También hemos realizado conciertos tributo, es decir, una presentación donde rendimos tributo exclusivamente a una sola banda, como Queen, por ejemplo.

¿En algún momento han pensado en compaginar esta propuesta musical con el rock nacional?

-Qué bueno que lo preguntas, fíjate, para este parte del año tenemos pautadas presentaciones con la Sinfónica Juvenil de Chacao, donde versionaremos a Queen, luego tendríamos un tributo a Dream Theater, que para nosotros es demasiado importante por su nivel de complejidad en el montaje de este tipo de esquemas y para la segunda mitad del año está pautado el tributo al rock nacional, porque es totalmente merecido hacer un repaso de nuestros inicios en la escena. Desde el 58, donde Los Impala traducían y tocaban canciones de The Beatles, pasaremos por la época del Pop, enmarcando a artistas como Kiara, Franco De Vita y Yordano, luego por los ‘80 donde Gillman colocó al Heavy Metal en un alto nivel, y finalizando con bandas y artistas de actividad actual, reitero, todo esto en la segunda parte del año.

En tu opinión, ¿El venezolano es un consumidor por excelencia de rock y música clásica?

-En mi opinión y con toda la responsabilidad del caso, el venezolano es un consumidor de música bien hecha, para mí es un gran espectador. Le gusta mucho los espectáculos, a pesar que le gusta la escena visual, jamás deja a un lado la parte sonora de lo que está escuchando. Si bien tenemos la influencia radial de la música contemporánea, y que de hecho, por un rato podría fijar mi posición acerca del reggaetón mal hecho, pero no lo discrimino, sino que señalo la forma en que se hace, podría concluir que el venezolano es un gran público porque se nota en cada estado donde hay más de dos orquestas que se encargan de esparcir esta cultura de la música clásica y posicionar el interés social hacia esta a través de espacios de fácil acceso como plazas; ahora con el rock pienso que el venezolano es un destacado público rockero, de la misma manera que se identifican con lo más latino como la salsa o la misma música venezolana, asimismo, terminan disfrutándolo mucho. Cuando se realizan conciertos de música latina el público responde muy bien, y cuando es de rock la asistencia es masiva, además que denotan aprecio por lo hecho en casa.

¿Han versionado temas de subgéneros del rock tan polémicos como el Punk?

-Nosotros tenemos ciertas limitantes donde la selección del repertorio tiene que cumplir con unos requisitos donde las líricas no toquen temas sexuales, políticos o religiosos, pues debemos ser neutrales en ese aspecto. Hay ciertos géneros de la música donde se complica el hecho de conseguir un buen tema que nos sirva pedagógicamente y que el público pueda disfrutar. Géneros como el Punk, donde está relacionado con una crítica social muy fuerte, atacan temas directamente donde nosotros normalmente no nos metemos, pero nos interesa buscar algo de él porque es un subgénero importante del rock del cual podríamos aprender.