El teatro ofrecerá desde el lunes visitas guiadas para dar a conocer cómo se pone en pie una gran producción.

FRANCISCO CAMERO SEVILLA | diariodesevilla.es

Mucho antes que el cine, recordaba ayer la gerente del Teatro de la Maestranza y de la Real Orquesta Sinfónica de Sevilla, Remedios Navarro, la ópera fue “la gran fábrica de sueños”. Y en las fábricas, mayormente, se trabaja. En la del Paseo Colón, en concreto, decenas de técnicos y especialistas en distintas materias realizan a diario un trabajo complejo, coordinado y necesariamente discreto, como todo lo que ocurre entre bambalinas, para que en las representaciones espectadores y artistas puedan hacer lo que les toca: emocionarse, unos; y dar vida al enorme y delicado patrimonio musical que encierra siempre un espacio de estas características, los otros. 


tour-maestranza-04 tour-maestranza-07 tour-maestranza-08 tour-maestranza-09-121x85 tour-maestranza-10 tour-maestranza-11 tour-maestranza-12 tour-maestranza-14
Ahora, para acercar al público a este mundo de forma lúdica, directa y sensorial -viendo, escuchando, tocando: “en 3D”, bromeó Navarro, “pero en 3D del bueno: en vivo”-, y para concienciar a los visitantes de sus modernas instalaciones y de la calidad de su oferta, en una iniciativa pionera en los teatros de ópera españoles, poco frecuente en los internacionales y concebida también para atraer a los numerosos turistas que llegan a la ciudad, el coliseo sevillano estrena el proyecto Música y Ópera tras el telón, que comenzará como experiencia piloto el próximo lunes y se prolongará hasta el día 30, para reanudarse ya de forma permanente a partir del 8 de septiembre. 

Se trata de unas visitas guiadas de aproximadamente una hora de duración que se harán todas las semanas -de martes a domingo- para grupos de un máximo de 50 personas y en dos turnos: a las 10:30 y a las 12:30. Las entradas costarán 8 euros (para visitantes españoles o extranjeros no residentes en Andalucía), 6 (personas nacidas o residentes en cualquier lugar de Sevilla o Andalucía) y 4 (para menores de 12 años o escolares en visitas concertadas por centros de Primaria o Secundaria. 

El teatro ofreció ayer una primera visita para prensa y patrocinadores, idéntica a la que el público podrá realizar desde el lunes. Al llegar, el visitante, que estará acompañado en todo momento por un guía caracterizado como algún personaje de ópera -ayer, Don Giovanni- recibirá una audioguía con hilo musical e información en español e inglés. El recorrido -diseñado, como los vídeos y paneles que jalonan todo el itinerario, por Carmen Bueno, directora de los pabellones temáticos de la Expo 92, Juan Luis Pavón y las empresas sevillanas Abbsolute, Cyan y Stendhal 50- comenzará en Paraíso, donde recibirá una serie de nociones sobre la historia y los grandes hitos del Maestranza; y en el caso de que el día de la visita se esté llevando a cabo algún ensayo, como era el caso ayer, con Pedro Halffter dirigiendo un ensayo de la ópera de Wagner El ocaso de los dioses, podrá presenciarlo en silencio durante unos minutos. 

Luego, al otro lado de la entrada de la zona de Paraíso, se llega a una gran urna acristalada donde se puede ver tanto un vídeo sobre las numerosas óperas ambientadas o inspiradas en Sevilla como parte del vestuario y algunos elementos de la escenografía de El barbero de Sevilla, una de las producciones propias del teatro. El recorrido desciende a continuación a la zona de trabajadores, en las entrañas del coliseo: el visitante podrá conocer los camerinos de los artistas, los vestuarios creados en el Maestranza para sus producciones propias, los departamentos de sastrería, maquillaje, peluquería y utilería y la sala Manuel García, antes de llegar a una de las partes más espectaculares del recorrido: el taller (donde hay maquetas iluminadas de cada una de las escenografías creadas en el teatro: para Don GiovanniTurandotDon CarloLas bodas de FígaroLa Sonámbula o Fielio…), la impresionante maquinaria de última generación que mueve y transforma el escenario según las necesidades de cada montaje, un sistema instalado tras la ampliación del escenario del Maestranza, y el escenario mismo, en el que ayer había un enjambre de técnicos poniendo a punto todo el montaje de La Fura dels Baus para El ocaso de los dioses, la obra que cierra la Tetralogía del Anillo que se ha venido representando en este espacio en las últimas temporadas. 

La visita concluye en la sala de prensa del Maestranza, donde el visitante se encontrará con un vídeo de marcado tono sentimental dedicado al público, en el que espectadores de distintas edades hablan de su vínculo con la música y con este espacio en particular, y con la despedida definitiva con otra pieza audiovisual que abre Plácido Domingo celebrando el nacimiento del coliseo, así como muchas otras grandes figuras internacionales de primera línea que han desfilado en sus 23 años de historia por este teatro que, como todos los buenos teatros, es mucho más que un edificio con escenario y butacas. Y para recordar o demostrar esto, justamente esto, se ha puesto en marcha este proyecto.