En una Venezuela convulsionada es bueno tener noticias de triunfos internacionales y mucho más, si se trata del trabajo realizado por El Sistema, cuna de tantos éxitos en el área musical, proyecto que sin duda alguna ha puesto en alto el nombre de país durante muchos años.

Vía: www.elnorte.com.ve/ Por Jakelín Cotorett

Y es justo el Sistema de Orquestas y Coros Juveniles e Infantiles de Venezuela el punto de partida de muchos músicos que en la actualidad han materializado sus sueños.
Tal es el caso de Ollantay Velásquez Sánchez quien desde los ocho años de edad se encuentra inmiscuido en este mundo gracias a las notas que emergen de su violín.

A los 11 años su majestuosidad con este instrumento le hizo merecedor del primer lugar en un concurso internacional en Argentina, gracias a ello recorrió varias ciudades de ese país ofreciendo conciertos.

El portocruzano fue miembro fundador y concertino de la Orquesta Sinfónica del Estado Anzoátegui y de Carúpano.

Motivado por su deseo de integrar la Orquesta Sinfónica Simón Bolívar se trasladó desde su cálido Puerto La Cruz hasta Caracas, en donde tras participar en una audición fue aceptado, y desde hace 16 años se desempeña como primer violín.

Recorrido
Su participación dentro de la Simón Bolívar no se limitó a su trabajo como violinista, sino que trascendió al formar junto otros tres compañeros el Cuarteto Milenio en el 2010, dos años más tarde este daría paso al Cuarteto Libertadores, desde donde realiza una excepcional labor educativa a nivel mundial.

“El Cuarteto Libertadores me ha abierto las puertas a muchas cosas, junto a mis compañeros he recorrido muchos países, oportunidad que ha sido propicia no solo para mostrar nuestro talento al público, sino de trabajar con cada uno de los núcleos de El Sistema, que se han instalado fuera de nuestras fronteras”, destaca.

Ollantay califica este trabajo como una experiencia rica y enriquecedora ya que en cada lugar que visitan ofrecen un master class a los niños que conforman las réplicas del modelo de enseñanza musical del maestro José Antonio Abreu.

Reino Unido, Inglaterra, Escocia, Colombia, Londres, África, Estados Unidos, Japón, Paraguay y Perú son algunos de los lugares que ha podido visitar, gracias a su trabajo.

Su talento lo ha llevado a compartir espacios con el cantante Andrea Bocelli, el cual conoció en su visita a Perú, recientemente en Venezuela el cuarteto se sumó a la gira del grupo Amigos Invisibles, demostrando que sus capacidades van mas allá de la interpretación de piezas clásicas.

Metas
Para el portocruzano uno de sus más grandes anhelos se vio hecho realidad cuando el pasado 21 de marzo, cuando en su debut como director de orquestas ofreció un concierto acompañado por la Sinfónica del estado Anzoátegui.

“Esto era lo que me faltaba hacer, sentía desde hace mucho que tenía que hacerlo, y qué mejor lugar para ejecutarlo que en el estado donde nací y con parte del grupo de compañeros que inicié mis estudios musicales”, concluyó.

En esta nueva etapa de su vida Ollantay espera dirigir la Simón Bolívar, y realizar este trabajo con orquestas de otros países, convirtiendo esto en su próximo reto a cumplir.