Como titular de la Sinfónica Juvenil José Francisco del Castillo y en búsqueda de oportunidades con otras orquestas nacionales e internacionales

Prensa Cresta Metálica

Hablar de Ollantay Velásquez es referirse a uno de los protagonistas en el desarrollo de la música de cámara en Venezuela durante las últimas dos décadas; también es integrante de la Orquesta Sinfónica Simón Bolívar y cuenta con amplia trayectoria como solista. Pero ahora decide dar otro gran paso en su exitosa carrera artística al incursionando en la dirección de orquestas. Acaba de ser nombrado Director Titular de la Orquesta Sinfónica Juvenil José Francisco del Castillo y busca concretar oportunidades con orquestas juveniles en distintos estados, al igual que con aquellas de larga trayectoria profesional.

En su carrera de violinista ya no tiene nada que demostrar, estudió, tocó y luchó hasta convertirse en un excelso intérprete, siendo catalogado entre los más virtuosos del país; sin embargo su inquietud profesional lo lleva a abrirse campo como director. “Me siento muy honrado, muy feliz y al mismo tiempo agradecido por la oportunidad que me da El Sistema de ser el Director Titular de la Orquesta José Francisco del Castillo abriendo así una nueva etapa. Tengo un par de años dedicado a la dirección e igualmente sigo con el violín, no lo voy a dejar porque sigo formando parte de la fila de primeros violines de la Sinfónica Simón Bolívar y también continúo dedicado a la música de cámara”, expresó Ollanta Velásquez.

Además de la Sinfónica Juvenil José Francisco del Castillo a la cual considera “llena de jóvenes talentosos que representan parte de lo que será un futuro musical muy brillante para Venezuela”, ha conducido otras orquestas como la Sinfónica Juvenil del Conservatorio de Música Simón Bolívar, la Sinfónica Juvenil del estado Anzoátegui, la Sinfónica Juvenil Evencio Castellanos y es Director Artístico de la Orquesta de Cámara Simón Bolívar.

Debuté como director en Puerto La Cruz que es mi ciudad natal y vengo de realizar un riguroso proceso de entrenamiento con la profesora Teresa Hernández. Ya he dirigido varios conciertos, entre ellos el Cascanueces con la Orquesta Sinfónica Juvenil de Cantaura en la Sala Alfredo Sadel (Cantaura, Anzoátegui). Siembre había querido dirigir, recuerdo que la primera vez que tuve un intento fue en 1997, en Anzoátegui y justamente fue Teresa Hernández quien viajó a dirigir la Carmina Burana, entonces durante la prueba de sonido, ella me pidió que tomara la batuta”, explicó.

La Orquesta Sinfónica Juvenil José Francisco del Castillo toma su nombre en honor a uno de los más reconocidos profesores de violín y formadores de talento que ha tenido Venezuela y Latinoamérica. Está integrada por niños y jóvenes que vienen de los núcleos de San Agustín, Baruta, La Hoyada y de otros núcleos del centro de Caracas. Por ahora el maestro Velásquez está ensayando repertorios con obras que les sirven de experiencias formativas con miras a realizar conciertos mensuales.

Ollantay Velázquez comenzó su carrera formando parte de la Orquesta Sinfónica Infantil de Carupano y de la Orquesta Sinfónica del Estado Sucre. Luego fue concertino de la Sinfónica Juvenil del Estado Anzoátegui hasta que se trasladó a Caracas, ingresando a la Orquesta Sinfónica Simón Bolívar con la cual se mantiene hasta el presente. Fundó e integró a dos de los ensambles de música de cámara con mayor trayectoria nacional e internacional: el Cuarteto Millenium y el Cuarteto Libertadores, dejando muy en alto el nombre de Venezuela en más de 20 países alrededor del mundo.