Los violinistas carabobeños María Fernanda Fernández Arévalo y Pablo Manuel Agudo López están entregados como nunca a su preparación musical. Transmiten emoción y el compromiso de dar todo su talento en la gira 2017 de la Orquesta Nacional Juvenil de Venezuela (Onjv), con la que llegarán a varias ciudades de los Estados Unidos en el venidero septiembre. 

Vía: www.notitarde.com
Por Silmari Rivas
Fotos: Pedro Saturno

María y Pablo resultaron seleccionados en las audiciones nacionales que se llevaron a cabo entre abril y mayo del presente año. Ellos son los únicos carabobeños entre los 158 músicos que ganaron una plaza, de los  2 mil 578 que aspiraron a formar parte de esta edición.

“El violín es  parte de mi vida”

María Fernanda Fernández Arévalo, de 14 años edad, promovida al primer año del ciclo diversificado en la Unidad Educativa Eulalia Buroz, se inició en la música a sus cinco años de edad, en el núcleo Las Brisas, ubicado en la vía El Paito (al sur de Valencia), del Sistema Nacional de Orquestas y Coros Juveniles e Infantiles de Venezuela.

Desde sus seis años de edad toca violín, al que agarró mucho cariño con la práctica y el estudio. “Terminó de ser un hobby para convertirse en parte de mi vida”.

María Fernanda es también uno de los principales violines de la Orquesta Sinfónica Juvenil de Carabobo, con sede en el Conservatorio de Música del Estado Carabobo. Ella ha recibido el apoyo incondicional de sus padres Virginia Arévalo y Antonio Fernández.

-¿Cómo es tu día a día con la música?

-Bueno, yo voy al liceo en las mañanas; y en las tardes, a penas llego a casa, almuerzo y nos vamos a los ensayos hasta las 5:30 de la tarde. Cuando regreso a casa cumplo las tareas del liceo y estudio por lo menos dos horas de violín.

-¿Cómo te ves a futuro en la música?

-Yo pienso y quiero estudiar música, formarme a nivel profesional para poder ser después yo quien instruya. Así como los profesores que tuve en el núcleo, yo quiero también brindar a otros la oportunidad de poder llegar adonde quieran con la música.

-¿En las audiciones estuviste segura de que podías ser seleccionada para la Onjv?

-Uno siempre tiene que tener confianza, pero de verdad la competencia fue muy difícil.

-¿Cómo te preparas para la gira de conciertos?

-Súper emocionada y trabajando, estudiando, para dar lo mejor de mí.

Pablo fue promovido al 9no grado de educación media, tiene 14 años de edad. Recibe clases particulares de violín en Caracas con el maestro Sergio Celis, para lo cual viaja los fines de semana a la ciudad capital, al igual que María Fernanda.

Pablo trabaja por su sueño

Pablo Manuel Agudo López quiere ser una gran músico y  se esfuerza por materializar su sueño, en el que lo acompañan sus orgullosos padres Argenis Agudo (también músico) y Coralia López.

Lleva alrededor de cinco años en la Orquesta Juvenil de Carabobo. En 2015 presentó pruebas para la Orquesta Nacional Infantil de Venezuela, quedó seleccionado y participó en una gira internacional por Italia.  

-¿Qué significa para ti formar parte de esta edición de la Onjv?

-Me siento muy orgulloso de haber sido seleccionado porque la integran músicos de mucho nivel, de distintas edades, de los que puedo aprender bastante; entonces, estar  ahí y verlos tocar me gusta mucho.

-¿Qué implica integrar esta orquesta?

-Estar ahí implica trabajar duro, desde las 9:00 de la mañana con talleres, hasta las 10:30 de la noche con ensayos. Es trabajo duro todo el día.

En febrero de este año, ambos músicos participaron en el Festival de Solistas acompañados por la Orquesta Sinfónica Juvenil de Carabobo.