Las grandes orquestas de música clásica son un mundo poco conocido para el gran público

Vía: fueradeseries.com

Quienes tocan en ellas se encuentran a su máximo nivel, y algunos directores acaban haciéndose famosos, pero se mantiene cierto halo de misterio alrededor de su funcionamiento. Philharmonia, la serie francesa que AMC estrena el jueves 7 de marzo, juega con ese misterio al adentrarnos entre las bambalinas de una de esas grandes orquestas y añadir un toque de thriller psicológico.

Secretos del pasado, relaciones sentimentales a tres bandas, envidias, presiones por conseguir que la orquesta se abra a un público más amplio, ambiciones que pueden acabar con una carrera, en lugar de propulsarla… Philarmonia tiene muchos elementos para enseñar al espectador que una orquesta sinfónica puede ser de todo, menos aburrida.

De qué va ‘Philharmonia’

La Filarmónica de París se encuentra en una situación complicada ciando empieza la serie. Su veterano director muere repentinamente en medio de un concierto y el Ministerio de Cultura ha amenazado con cerrar una de las orquestas de la capital, por lo que su responsable tiene que buscar la manera de justificar que la orquesta es importante y, por lo tanto, merece sobrevivir.

A regañadientes, y un poco a la desesperada, accede a contratar como sustituta a Hélène Barizet, antigua promesa del violín que lleva veinte años trabajando en Nueva York. Ni los músicos ni la dirección están conformes con su llegada y, además, lo primero que Hélène hace es cambiar al primer violín (un hombre respetado y con mucha experiencia) por una joven casi debutante que, sin embargo, toca con mucha más entrega y que siente que tiene que probar su valía.

‘Philharmonia’, misterio entre bambalinas de la música clásica

La nueva directora se va a meter de lleno, aunque ella quiera evitarlo, en las dinámicas de la orquesta, en las que existen sus propios juegos de poder por ver quién asciende a solista, por ejemplo, y sus jerarquías. Pero, además, Hélène se encuentra con otra situación personal diferente al regresar a París, pues su madre está enferma y allí hay asuntos sin resolver y secretos que ella confía en dejar atrás. Por supuesto, le va a resultar mucho más difícil hacerlo de lo que cree.

‘Philharmonia’, misterio entre bambalinas de la música clásica

Quién es quién en la serie

Philharmonia está creada por Marine Gacem, guionista que había trabajado en la policiaca Cherif, y que confiesa que lo que más le interesaba era la figura de una mujer al frente de orquesta: “Propuse esta historia de una directora porque son pocas, y siempre me he preguntado por qué”, afirmaba en una entrevista. Ella escribe, o coescribe, los seis capítulos, contando con la colaboración de otras guionistas como Laura Piani o Clara Bourreau. La temporada está dirigida por un veterano de la televisión francesa como Louis Choquette, responsable por ejemplo de algunos capítulos de Versailles.

El reparto, por su parte, lo lidera Marie-Sophie Ferdane como Hélène, y junto a ella encontramos a Lina El Arabi como la joven ascendida a primer violín, Tom Novembre como el veterano violinista al que ella sustituye, Jacques Weber como el marido de Hélène y dando vida al resto de músicos están François Vincentelli, Charlie Bruneau o Guillaume Dolmans. Laurent Bateau da vida al jefe de la orquesta.

La Filarmónica de París real

Lo que cuenta Philharmonia puede ser ficción, sobre todo en su lado de thriller psicológico, pero sí que se ha buscado el mayor realismo posible en las escenas musicales y en el retrato del día a día de una orquesta de esta magnitud. De hecho, el edificio que se ve en la serie como sede de la orquesta es realmente el de la Filarmónica de París, diseñado por Jean Nouvel e inaugurado en 2015, y los conciertos se rodaron en su auditorio Pierre Boulez.

Los actores que interpretan a músicos, además, contaron con varios maestros que les enseñaron a imitar los gestos necesarios para hacer creer al espectador que ellos están realmente tocando el violín, el piano o el clarinete. A quienes se escucha en los episodios, sin embargo, es a los integrantes de la Orquesta Nacional de Ile-de-France, a la que dirige en esas grabaciones, precisamente, una mujer, la polaca Marzena Diakun.

La Filarmónica de París, en realidad, es el edificio, que acoge a cinco formaciones: la Orquesta de París, el Ensemble InterContemporain (estos dos, de forma permanente), la Orquesta de Cámara de París, la Orquesta Nacional de Ile-de-France y Les Arts Florissants. De todas ellas, la Orquesta de París puede ser la que más se asemeje a la de la serie. Se fundó en 1967 y ha tenido entre sus directores a Herbert Von Karajan y Daniel Barenboim.