La obra para marimba solista del compositor venezolano José Alejandro García “Road Trip” ha sido seleccionada como la ganadora del “Concurso Internacional de composición para componer una obra obligatoria para la segunda ronda de la décima edición del concurso de ejecutantes de percusión del Conservatorio Estatal de Moscú Tchaikovsky”. 


Este es el segundo concurso de composición que José Alejandro gana en el último año y comentó para esta ocasión «Es un honor que mi obra esté dentro del repertorio de la competencia, al lado de piezas y compositores emblemáticos dentro del mundo de la percusión». 

 

«Me enteré del concurso mediante el sitio web del conservatorio de Moscú y allí decidí participar de inmediato. Como no hay tantas competencias en la que se busquen obras para percusión, siempre que aparece una, decido participar puesto que al ser percusionista, este viene siendo mi norte».

La obra, está pensada como un pequeño viaje en carretera. Tiene varias secciones que se van colocando de forma natural una sobre otra, aunque constantemente hay pequeños vistazos de los motivos ya usados en compases anteriores. Tiene constantes “frenazos bruscos”. Siempre trate de usar los silencios como descansos para quien escucha. Casi siempre van luego de frases que terminan siendo intensas. Al final, la obra recapitula pero con importantes variaciones en el tema del comienzo.

Compartimos el enlace de soundcloud de la maqueta MIDI para quien desee escuchar la obra

Prácticamente en una semana los jueces ya tenían el veredicto. José Alejandro se enteró por la página web del concurso, unos días antes de la fecha que los organizadores habían establecido para dar el resultado, su obra ya estaba disponible en el sitio del Conservatorio para los percusionistas que participaron en el concurso. «Para mi sorpresa, cuando llegue a la parte de la segunda ronda, vi mi nombre y vi que mi obra podía descargarse ya desde el sitio. Sin yo saber, era oficial. A los 3 o 4 días, fue que me avisaron«.

José Alejandro se desempeña principalmente como percusionista, actualmente es Timpanista Principal de la Orquesta Filarmónica Nacional y también, director del Ensamble de Percusión Catatumbo, que es el ensamble de la Escuela de Percusión, donde también soy profesor. Tiene un dúo de percusión y estudio composición en UNEARTE con el maestro Gerardo Gerulewicz, donde también se le exige componer para otros instrumentos distintos a los de percusión.

«Desde que comencé a componer, siempre he priorizado el uso de la percusión. Al ser percusionista, tengo contacto directo tanto con los instrumentos como con las obras. Es un mundo fascinante».

«En Venezuela, actualmente no hay tanta cultura de composición para percusión. Muchos factores hacen que esto sea así. Pero siempre trato de que mis obras sean un grano de arena en el enriquecimiento de este campo. Actualmente, trabajo en una guía de composición para marimba. Me interesa mucho que el mundo de la composición para percusión pueda convertirse en un área familiar para los compositores de mi país porque es un área que ofrece muchas oportunidades. Siempre desde un punto de vista consiente y correcto, se le puede sacar mucho provecho a la enorme cantidad de instrumentos que conforman esta familia. Eso es un reto muy personal que me he puesto yo mismo desde hace tiempo, El poder convertir a la percusión en una herramienta, una oportunidad a la hora de componer y no que siga usándose como un complemento rítmico y nada más».

«Es realmente significativo haber ganado. Que la obra sea exigida en la segunda ronda del concurso de percusión del conservatorio Tchaikovsky de Moscú me llena de alegría no solo por el premio en sí. Se me hace importante, como compositor para percusión, que mis obras empiecen a sonar en esos ámbitos y a su vez, que mi nombre este junto con el otros compositores tan importantes para nosotros los percusionistas como Schwantner, Macarez, Beck, Zivkovic, Kopetzki, es algo que sin duda me llena de orgullo y me motiva para seguir trabajando en esto de la composición. »