El día de hoy se cerró la Semana Beethoven en el Centro Nacional de Acción Social por la Música, con la Orquesta Sinfónica Simón Bolívar, conducida por el maestro Gustavo Dudamel. Una estupenda energía rodeó todo el acontecimiento y antes de iniciar el concierto Gustavo Dudamel y el Profesor Eduardo Méndez, recordaron en sencillas palabras que el gran logro del Sistema de Orquestas ha sido producto de una lucha de muchos años. Por eso el lema de la institución es Tocar, Cantar y Luchar. Y es que lidiar con las dificultades no es algo que los vaya a detener, porque el producto que genera el sistema es una realidad y eso les impulsa a seguir tocando y cantando.


En la foto: Miembros de la Orquesta Ezequiel Zamora de los Valles del Tuy, quienes hicieron la cola para entrar al concierto

En un emotivo tono, “No tenemos como pagarle al maestro José Antonio Abreu, porque nos entregó su vida. El aplauso eterno para él. La música es la forma más hermosa de amar que nos ha podido regalar y por ello somos afortunados”

También mostraron en un video los avances en la construcción del Centro de Formación Docente, que abarcará varias áreas. Estudios superiores y universitarios avalados por el sistema a nivel mundial.

Y lo más importante de todo, anunciaron la fecha de su inauguración: 12 de febrero de 2018. “Día de la Juventud y fundación del Sistema de Orquestas”.

Las largas colas que se formaron afuera del Centro Nacional de Acción Social por la Música, agruparon a todo tipo de público, coincidiendo en el gran deseo de disfrutar del concierto que cerraría la Semana de compositor alemán. Y es que el concierto no defraudó a nadie, como era de esperarse de la Orquesta, del Coro, de los cantantes y del director, la puesta en escena fue apabullante y llena de esperanza. Las notas inundaron el recinto y sirvieron de vehículo inspirador para cada uno de los presentes.

La próxima parada es Europa, donde estarán en Barcelona, Madrid, Hamburgo y Viena.