EFE 2016 | El director letón Andris Nelsons ha roto con el Festival Richard Wagner de Bayreuth (Alemania), a cuatro semanas de la apertura de la temporada en el elitista templo wagneriano con el estreno del nuevo “Parsifal”, para el que se contaba con su batuta.

La dirección de Bayreuth informó hoy de que Nelsons ha pedido la rescisión de su contrato, lo que según medios locales se debe a diferencias con el director musical del festival, Christian Thielemann.

“Lamentablemente no se dan las condiciones atmosféricas que Andris Nelsons precisa para su trabajo artístico”, señalaron en un comunicado fuentes del festival, que hacen hincapié en que han aceptado “con pesar” la petición del director.

El maestro letón tenía el cometido de dirigir el único estreno de la temporada, el nuevo “Parsifal”, cuya dirección artística corresponde a Uwe Erich Laufenberg y que se pondrá en escena el próximo 25 de julio.

El diario local “Nordbayerischer Kurier” había informado previamente de la existencia de serias diferencias con Thielemann, quien desde hace ya unos años es el maestro mimado por el Bayreuth y que la temporada pasada se convirtió además en director musical del festival.

Nelsons, que ni siquiera estaba ensayando en Bayreuth sino que seguía en Riga, estuvo en las temporadas pasadas al frente del “Lohengrin” de Hans Neuenfels, producción que el pasado año se despidió de la Verde Colina entre fuertes ovaciones..

Según los medios, Thielemann había querido influir en la nueva producción, lo que finalmente enojó al letón, de 36 años y experimentado director wagneriano, quien ya se puso anteriormente al frente del “Parsifal” en otros escenarios internacionales.

Thielemann asumió el papel de director musical del festival en 2015, a modo de tándem de Katharina Wagner, biznieta de Richard Wagner, quien ese año quedó al frente en solitario del festival tras varios años de dirección colegiada con su hermana Eva Pasquier-Wagner.

Nelsons se sintió arrinconado por el fuerte temperamento de Thielemann y la situación acabó estallando, afirman los medios locales.

La apertura de la temporada en Bayreuth tiene rango de acontecimiento cultural, social y hasta político en Alemania, ya que concentra a la elite del país, incluidos la canciller Angela Merkel y su esposo Joachim Sauer, entre otros incondicionales wagnerianos llegados de todo el mundo.

A la gala del “Parsifal” seguirán la reposición del controvertido “Anillo del Nibelungo” de Frank Castorf.

Completan la temporada el “Holandés errante”, con la dirección musical de Axel Kober y asimismo con carácter de reposición, y finalmente el “Tristán” que estrenó la temporada pasada Katharina Wagner, con Thielemann a la batuta.

A falta de que se concrete la asistencia de altas personalidades de este año, especialmente del ámbito político, la dirección de Bayreuth ya había anunciado medidas reforzadas de seguridad, por la alerta general que rige en todo el país ante el temor de atentados.