La tarde noche de ayer y de manera conjunta en todo el país, se dio la bienvenida a la Navidad.

Comunicaciones OSL | Por: Oswaldo Rodríguez

La Navidad ha llegado a Lara, capital musical de nuestro país. Ha sido recibida con música, como se acostumbra en estas tierras crepusculares. Para ello, la Orquesta Sinfónica de Lara en la conducción del Profesor Jesús Sira, brindó a todos los presentes el mejor regalo de bienvenida: las melodías de nuestra “como llora una estrella” del Maestro Antonio Carrillo, vals de inconfundible huella larense.

La tarde noche de ayer y de manera conjunta en todo el país, las veinticuatro (24) orquestas sinfónicas regionales de Venezuela, agrupadas en FEDEORQUESTAS, de la mano con el Ministerio del Poder  Popular para la Cultura, dieron la bienvenida a la Navidad. El Instituto de las Artes Escénicas y Musicales (IAEM) y la Fundación Compañía Nacional de Música (FCNM) instancias adscritas al Ministerio, hicieron posible que esta actividad llenara de música las diferentes plazas, iglesias y espacios públicos del país, en una actividad que por primera vez en nuestro país, las orquestas pertenecientes a la Federación realizan.

La Orquesta Sinfónica de Lara, entre valses, aguinaldos y parrandas, hizo lo propio en la plaza central del Conservatorio de Música. Allí, la familia se congrega día a día al finalizar las actividades académicas de formación musical de nuestros niños, niñas y jóvenes, de manera pues que, al caer la tarde en ese acostumbrado encuentro familiar, las notas musicales y la ejecución instrumental hicieron posible que la cita se prologara con el hermoso motivo de celebrar la llegada a la Navidad. El detalle: el perigeo lunar que acompañó el concierto, nos recordaba que en tan solo treinta (30) días, tendremos con nosotros al Niño Dios.

De esta manera, nuestra agrupación sinfónica se suma a la celebración de las festividades propias de esta época del año en unión con las diversas instituciones cultural de ámbito nacional, y contribuir a recibir un año 2016 en paz y alegría.