Prensa FundaMusical Bolívar

Conformada por el talento más destacado de los núcleos de Barcelona, Puerto La Cruz, Lechería y Puerto Píritu, esta agrupación regional se consolidó, el pasado 14 de mayo, con un concierto en el que interpretó la 5º Sinfonía del austriaco Gustav Mahler
rquesta Sinfónica de Juventudes José Antonio Anzoátegui

rquesta Sinfónica de Juventudes José Antonio Anzoátegui

La vasta geografía del estado Anzoátegui se mina, al igual que el resto del país, de más orquestas cada día. 13 son los núcleos del Sistema Nacional de Orquestas y Coros Juveniles e Infantiles de Venezuela que hoy están establecidos a lo largo de su extensión, una que abarca dentro de sí cocoteros, lanchas y costa, así como árboles de merey, llanura y la sostenida brisa de la Mesa de Guanipa.

Jóvenes de Puerto La Cruz, Lechería, Puerto Píritu, Barcelona, y próximamente de Clarines, consolidan una nueva iniciativa musical que como Orquesta Sinfónica de Juventudes José Antonio Anzoátegui (OSJJAA), y bajo la batuta del renombrado director Yuri Hung, nace en el estado oriental para convertirse en el nuevo reto de excelencia y desempeño artístico de la región norte de este estado del país.

“En principio la idea era hacer una orquesta regional, sin embargo, la gran distancia entre el norte y el sur del estado no lo hizo un proyecto viable, pues una orquesta debe ensayar todos los días. Se decidió entonces hacer una que congregue a los muchachos más destacados de la zona costera del estado y otra que haga lo propio con los de la región centro y sur”, explicó Hung, quien se desempeña como el director musical y académico de El Sistema en el estado Anzoátegui, así como profesor de la cátedra de dirección orquestal del oriente del país.

Así, el pasado 14 de mayo, el talento más sobresaliente en actitud, talento y disciplina del Anzoátegui que mira al mar se consolidó como la primera de las dos grandes referencias juveniles que El Sistema comenzó a construir en el estado, interpretando la 5º Sinfonía de Gustav Mahler en el Hotel Venetur Maremares de Puerto La Cruz. Un nivel de exigencia musical y técnico que se convierte en el principal reto de la agrupación, que próximamente comenzará a preparar su próximo repertorio: la 1º Sinfonía de Mahler y la 6º Sinfonía “Patética”, de Tchaikovsky.

“La idea de que nazcan orquestas regionales es, por una parte, reconocer el esfuerzo de los jóvenes más destacados, y por otra, que se convierta en un estímulo más para ellos porque son una meta más que alcanzar y que sale de los límites de su núcleo. Representa un reto de nivel superior”, explicó su director que espera con ansias la consolidación de la orquesta juvenil de la región norte-sur de Anzoátegui.

“Me siento fascinado de trabajar con estos muchachos que se convierten así en un símbolo de excelencia del trabajo que día a día hacemos en cada núcleo. Tener una nueva orquesta siempre es un placer, así como un desafío”, concluyó Hung.