MILÁN (AP) — Riccardo Muti recibió doble ovación de pie tras su regreso a la temporada en La Scala luego de 11 años de ausencia. Esta vez no para dirigir sino para hablar sobre sus casi dos décadas como director musical en la legendaria casa operística.

Vía: Tucson.com | Por COLLEEN BARRY  | Traducido por Luis Contreras | Licenciado en Idiomas Modernos | Profesor de la ULA | Agradecidos con Carlos Luengo

“Bienvenido a casa”, gritó alguien desde las gradas superiores.

En la última aparición de Muti, en el año 2005, el maestro dirigió la Orquesta Sinfónica de Viena con ocasión de un concierto benéfico, justo algunas semanas antes de retirarse abruptamente luego de 19 años como director musical en vista de un escándalo entre los bastidores.

Untitled-19

“Lo que puedo decir es que el regreso a esta sala y a esta audiencia es una razón de gran emoción”, comentó Muti a la audiencia, durante la apertura de un conversatorio de dos horas con intervenciones musicales en manos de un ensamble de cuerdas. “Aun cuando soy el tipo de persona que no deja ver sus emociones”.

La aparición de Muti en el escenario de La Scala coincidió con la inauguración de una muestra dedicada en honor a sus años en ese escenario, organizada por la nueva gerencia de la casa operística para así resarcir viejos daños. Su regreso musical tendrá lugar en enero, conduciendo la Orquesta Sinfónica de Chicago, donde se desempeña actualmente como director musical.

A medida que transcurría la noche, Muti lucía notablemente más cómodo, dejando su silla para dirigirse a la audiencia mientras compartía anécdotas acerca de su distinguida y extensa carrera en el teatro.

Muti hizo alusión a La Traviata luego de llevarla de vuelta a La Scala después de 26 años de ausencia, describiendo su estreno como “algo asombroso que nunca olvidaré, ni siquiera en mi lecho de muerte”.

Cuando esto sucedió, muchos en la orquesta estaban a punto de retirarse, y fueron ellos mismos quienes tuvieron la oportunidad de interpretar la última producción de La Traviata  luego de 20 años, comentó Muti.

Cuando la música inició, “vi lágrimas en los ojos de algunos de los músicos”, dijo. “Fue increíble escuchar cómo ese sonido perteneció y pertenece a este teatro”.

El crítico Lorenzo Arruga, quien dirigió el conversatorio y se encargó de la curación de la muestra en el museo del teatro, se refirió a este evento como un “gesto de gratitud hacia el maestro”.

La muestra incluye fotografías, grabaciones y videos que muestra la gran influencia de Muti en La Scala.

“La muestra no pretende documentar su trabajo en La Scala, el cual es muy extenso, importante y de amplio alcance, dijo Arruga. “Tratamos de revelar al visitante el por qué Muti es un gran artista y por qué es tan apreciado”.

Las contribuciones de Muti en La Scala incluyen el resurgimiento de obras maestras tales como la trilogía de Verdi: Rigoletto, Il Trovatore y La Traviata, así como la trilogía de Mozart–Da Ponte y las nueve sinfonías de Beethoven.

“Luego está todo aquello que es imposible medir, como su imaginación y carisma”, agregó.

El vocero de La Scala, Paolo Besana, dijo que la muestra fue realizada por petición de la gerente general Alexandra Pereira y el director principal Riccardo Chailly “como un momento de reconciliación luego de muchos años”.

Además refleja el deseo de Pereira y Chailly para reconocer debidamente a todos los artistas que han ayudado a contribuir con la reputación de La Scala en el mundo musical, declaró Besana. Quien además acotó que Daniel Barenboim, director musical de La Scala 2011-2014, conducirá la Orquesta Filarmónica de La Scala durante la próxima temporada.

“Estamos intentando realizar encuentros con artistas que hicieron y hacen de La Scala un grandioso escenario”.