Vía: www.neoteo.com/

Más allá de la intensidad y la popularidad, de la técnica y el estilo, nunca está de más hacer una pausa en la música moderna para recordar los trabajos de aquellos históricos maestros que cientos de años después, continúan dando clases. Otro aspecto positivo de la música clásica es que una gran parte de ella se encuentra en dominio público, y para descargarla, sólo alcanza con una cuenta gratuita en Musopen.

Escapar de una batalla acalorada en Frontier: Elite II y realizar un salto hiperespecial de emergencia podía llevar a más problemas de los que habías evitado, pero en cada salto existía una constante… y era la música clásica. Los videojuegos actuales no suelen hacer mucho lugar a las piezas de antaño, pero en este ejemplo se formaba un contraste muy interesante al escuchar “En la Mansión del Rey de la Montaña” a bordo de una nave espacial en pleno Siglo XXXIII. Si la música clásica puede “funcionar”incluso en ese contexto, entonces no hace más que comprobar la inmortalidad de algunas piezas. Usualmente existe la posibilidad de ir a cualquier tienda y comprar CD’s de música clásica a un precio relativamente bajo, pero en la era de la Web, son cada vez menos los que siguen ese ritual. De hecho, hay un detalle crítico a la hora de descargar música clásica, y es que un gran porcentaje se encuentra bajo el dominio público, por lo tanto, el proceso es completamente legal.

Musopen

Un buen punto de partida para escuchar y obtener música clásica es el portal Musopen. Allí encontrarás streaming, archivos en formato mp3, y en varios casos, las partituras para tocar en casa. La lista disponible de compositores es impresionante, con verdaderos gigantes a la cabeza, de la talla de Bach, Beethoven, Chopin, Franz Liszt, Mozart, Tchaikovsky y Vivaldi, por invocar a algunos. Las búsquedas se pueden realizar por intérprete, instrumento, período y forma musical. Si sólo quieres escuchar música clásica, la opción más sencilla es ir a la pieza que deseas y presionar Play, haciendo uso del streaming, que tiene una calidad de audio básica. De lo contrario, las descargas se habilitan después de que hayas registrado una cuenta en Musopen, sin costo.

Por otro lado, Musopen ofrece un modelo de suscripción con beneficios adicionales. Por una única cuota de 55 dólares anuales, los usuarios acceden a descargas ilimitadas (la cuenta gratuita permite cinco por día), audio sin compresión, y una mayor prioridad a la hora de acceder a nueva música, mientras que la opción más costosa de 20 dólares mensuales permite solicitar música al sitio.Musopen explica que el 90 por ciento de su presupuesto es destinado a la ampliación del catálogo de música clásica, y el 10 por ciento restante se divide entre hosting y desarrollo web. Musopen es una forma muy coherente de “curar” contenido en dominio público, y en especial algo tan importante como la música clásica. No dejes de probarlo.