Serenata Guayanesa, C4 Trío, Noel Gamboa, Cheo Hurtado y la Orquesta Filarmónica Nacional participarán en un doble tributo al destacado cuatrista, ícono de nuestra música tradicional

Muchas muestras de afecto a través de las redes sociales, manifiestan el gran vacío que deja en el mundo musical la desaparición física del maestro Hernán Gamboa, conocido como ‘El cuatro de Venezuela’.

Afortunadamente su legado musical está latente, especialmente entre todos aquellos músicos que buscan la excelencia y virtuosismo en la ejecución de nuestro instrumento musical: el cuatro. Así mismo, su talento sigue presente en esa gran escuela que significa Serenata Guayanesa, institución de la cual fue fundador en 1971, se mantuvo por más de una década y vivió la época dorada con canciones arraigadas en el sentimiento popular, como ‘El sapo’, ‘Calipso de El Callao’ y ‘La pulga y el piojo’, entre otras.

Es así, como este domingo 24 de enero a las 5 pm en la sala Ríos Reyna del Teatro Teresa Carreño (TTC), se realizará un merecido tributo musical que lleva por nombre “Un canto a Hernán Gamboa”, con la participación de Serenata Guayanesa, C4 Trío, Noel Gamboa (cuatrista y hermano de Hernán) y la Orquesta Filarmónica Nacional junto al maestro Cheo Hurtado, quienes interpretarán la obra ‘Suite para cuatro y orquesta’ de Vinicio Ludovic. El concierto será gratuito y las entradas podrán ser retiradas en las taquillas del TTC el mismo domingo 24 de enero, a partir de las 9 am.

Bolívar le canta a Gamboa

El tributo al maestro Hernán Gamboa, tendrá además una segunda función gratuita, bajo el nombre “Bolívar le canta a Gamboa”, el sábado 30 de enero a las 4 pm en la Plaza Miranda de Ciudad Bolívar. Allí estarán también como artistas invitados Noel Gamboa, Cheo Hurtado, Serenata Guayanesa, así como la agrupación La Cuerda de Carmito y cultores de la región oriental, quienes llevarán sus décimas y galerones en este merecido homenaje musical.

Previamente, el mismo sábado 30 de enero en el Centro de Las Artes de Ciudad Bolívar a las 2 pm, se realizará el foro “Legado de Hernán Gamboa” moderado por el especialista José Ángel Viña.

El montaje de estos eventos está a cargo del Instituto de Artes Escénicas y Musicales (IAEM) y de la Fundación Compañía Nacional de Música (FCNM), ambas instituciones bajo la presidencia de José Jesús Marcano y adscritas al Ministerio del Poder Popular para la Cultura.

Un poco más acerca del gran Hernán

Hernán Gamboa nació en San Tomé (Estado Anzoátegui), el 18 de junio de 1946 y desde su infancia comenzó a escuchar los primeros acordes de su padre Carmito Gamboa, quien fue un prolífico trovador. Desde niño cultivó con disciplina el oficio de tocar el cuatro y lo dominó con tanta precisión que a los 15 años de edad ideó la técnica del ’rasgapunteo’, donde tanto la melodía como la armonía van de la mano.

En 1971 funda Serenata Guayanesa junto a Iván Pérez Rossi, César Pérez Rossi y Mauricio Castro Bolívar, en calidad de arreglista, cantante y cuatrista principal y se mantuvo en las filas de esta emblemática agrupación hasta el año 1983, continuando su carrera como solista. Ya en 1977, había editado su primer disco en solitario titulado ‘El cuatro de Venezuela’ y llevó el cuatro como instrumento solista a más de 60 países de América, Europa y Asia. Su último concierto en Caracas lo realizó el 19 de noviembre de 2011, a casa llena, en la sala Corp Banca a propósito del lanzamiento de su álbum ‘Uniendo mundos’, con un repertorio internacional y venezolano.

Su última producción fue editada en 2015 bajo el título ‘Los lauros de mis valses’ y en la presentación de este trabajo el artista señala: “Este disco expresa mis glorias y mis alabanzas (sinónimos de lauros, según el diccionario) a este género musical tan popular en Venezuela, pero también a cultores y compositores de valses con quienes he compartido la música a lo largo de mi vida, especialmente al maestro Antonio Lauro, quien ha sido fuente de mi creación, de allí el nombre de esta producción discográfica. El resto de mis composiciones están dedicadas a personas de mi más cálido afecto y cariño”.

Hernán Gamboa murió el pasado 10 de enero en Buenos Aires (Argentina) y a propósito de su insigne carrera cuya herencia artística será siempre referencia para todas las generaciones de cuatristas en nuestro país, el musicólogo y poeta Elías Inaty ha señalado: “Hernán y el cuatro parecen sinónimos. Hermanos inseparables en el Altar de la Patria. El cuatro en las manos de Hernán es el varón que alimenta el alma venezolana. En la ejecución de sus creaciones se le aprecia con altura de cordillera y ancho como en mar que besa nuestra tierra”.