Barcelona, 29 ene (EFE).- El violinista libanés de ascendencia armenia Ara Malikian presentará el domingo en Barcelona, junto a la Orquesta Sinfónica del Vallès y el director escénico Juan Ramos, en estreno mundial, su nuevo espectáculo, “Malikianini, sinfónico ahora!”, donde música clásica y humor van de la mano.

Malikianini

Malikianini

Los artífices del montaje, de una hora de duración, han explicado hoy en rueda de prensa que se trata de utilizar el humor “para romper barreras” y que la música clásica llegue a públicos jóvenes y adolescentes, poco acostumbrados a este tipo de melodías porque creen que son aburridas.

En “Malikianini, sinfónico ahora!”, una producción del Palau de la Música Catalana, en colaboración con Yllana, con vocación de girar por todo el mundo, los espectadores verán un concierto poco convencional, en el que los protocolos habituales se rompen -el director de orquesta llega a caer al suelo- y se puede descubrir cómo se estructura y organiza una orquesta sinfónica.

Malikian, que ya había colaborado con Ramos (Yllana) en la exitosa “PaGAGnini”, ha reconocido hoy que ha cumplido un sueño de muchos años porque aunque le “encanta” la música orquestal, siempre “había tenido un poco la frustración de que las orquestas estaban muy estáticas y paradas. Cambiarlo era casi imposible”.

Sin embargo, en este proyecto las cosas son distintas. “A partir de ahora dormiré mucho mejor”, ha reconocido Malikian, porque hay músicos de pie, otros que bajan a la platea, y él mismo, con su violín, que recorre los pasillos del Palau.

Reconoce que esta manera de actuar puede ser susceptible de críticas por entender algunos que podría faltar el respeto a la música clásica.

“Pero no nos reímos de la música -ha subrayado- sino que nos reímos con la música. Amamos la música clásica y queremos que los jóvenes se aficionen. No hace falta hacer bromas, pero aquí lo hacemos para que vean que no hay que ser un experto para poder disfrutar de este tipo de música”.

A lo largo de la obra, el repertorio tanto incluye fragmentos de piezas muy conocidas del Barroco hasta el siglo XXI, fusionando estilos y géneros diversos.

El presidente de la Orquesta Sinfónica del Vallès, Jordi Cos, entiende que se trata de una “oportunidad extraordinaria” para el grupo, que supondrá para ellos “un antes y un después”.

Para Ramos, se trata de “un proyecto sin parangón”, en el que teatro y música clásica van juntos y se ha trabajado con el humor, “que tiene un rasero muy especial”.

Durante el pase de esta mañana, dirigido a jóvenes alumnos de institutos barceloneses, había momentos en los que no se oía ni un respiro, mientras que en otros, los chavales palmeaban o reían por lo que estaba sucediendo en el escenario.