Vía: tokinrecords.com/

En las últimas semanas ha habido una saturación de artículos, entrevistas radiofónicas y actividad en redes sociales informando, y en muchos casos, desinformando a nuestro público asuntos referentes a lo que sucede al interior de la Orquesta Filarmónica de Jalisco. Este comunicado, tiene por objeto, aclarar las dudas que pudieran haber surgido en base a lo anterior.

Dentro del grupo de músicos que se auto-denominan como “congelados” hay tres categorías que si quisiéramos que quedaran perfectamente delimitadas.

1. Existe un grupo de músicos que han dedicado muchos años a la orquesta y que han llegado a la etapa en la cual deben jubilarse. Estos músicos se han acercado a plantearnos esta situación y a pedir apoyo a la administración para que su trámite de jubilación se lleve a cabo. Esto es muy entendible y no quisiera yo que se sigan mezclando estos casos con otros que no están tocando en razón de su desempeño, lo cual nos lleva al número 2.

2. Una orquesta no es diferente de otras actividades de la vida. Una orquesta es un equipo. Si un instrumentista no llega preparado a los ensayos, toca fuera de ritmo o desafina, toda la interpretación se ve afectada y se deriva en una mala experiencia para el público.

3. Hay otros casos que son de mera indisciplina – y creo que estos casos no requieren de una mayor explicación. Cualquier directivo que recibe insultos, es calumniado, difamado y agredido por sus colaboradores, separa a ese elemento del centro de trabajo porque esa persona está demostrando que no quiere trabajar conforme a la línea que establece la cabeza. Como comprenderán ustedes, así no se puede continuar y menos hacer música al nivel que lo merece nuestro público.

Se ha iniciado una guerra de ofensas, calumnias, etc., en mi contra (desde luego nunca ponen sus nombres ni apellidos, solo se ostentan como un grupo inconforme). Yo hago mi trabajo y lo hago bien. Soy un músico profesional con una trayectoria de más de 35 años. Me atribuyen frases y comentarios que una persona de mi nivel educativo y profesional jamás podría siquiera pensar. Como ganador de varios concursos internacionales de dirección orquestal, incluido uno de los más reconocidos, el Concurso de Besanҁon, Francia, es claro que conozco mi trabajo y lo realizo con la seriedad que me merecen todos ustedes.

Mi responsabilidad es presentar a nuestro público conciertos de primer nivel, hacerlos sentir orgullosos de su orquesta, y que disfruten cada presentación. La única “discriminación” a la que nos podríamos referir no tiene que ver con un origen o color de piel, para mí el único motor es la calidad, la excelencia. Si nos acompañan a los conciertos podrán escuchar lo que con palabras no se puede expresar.

Claro que los integrantes de la orquesta merecen ser tratados con respeto y dignidad. Creo que los que bajaron este tema a un nivel indigno e irrespetuoso ha sido un grupo reducido que se ha dedicado a agredirme en todas las formas posibles. Las puertas de mi oficina jamás han estado cerradas para ninguno de ellos. Pero eligieron otro camino que solo puede ocasionar ruptura.

Cada músico que ha sido invitado para cubrir algún lugar vacante ha enviado videos que yo reviso escrupulosamente. Los músicos extras que tenemos son exactamente lo que dije: invitados. No se ha contratado a ningún músico. Cuando se abran audiciones, en su momento, ganarán quienes demuestren ser los mejores.

En México padecemos por carencia de un número suficiente de profesores en las escuelas de música y conservatorios. Hay lugares en los que ni siquiera hay un conservatorio al que puedan acceder los jóvenes que se quieren formar como músicos profesionales. La llegada de músicos de alto nivel (sean de donde sean), enriquece el quehacer cultural del Estado. Tan es así, que muchos de nuestros jóvenes estudiantes de música ven con agrado y entusiasmo la llegada de maestros de alto nivel y en vez de atacar esto, lo aprovechan, construyen y crecen.

Respecto a las dudas que existen sobre el origen de los recursos para cubrir pagos adicionales incluyendo mi salario, es importante que sepan que todo lo que es “extra” y no está considerado dentro del presupuesto gubernamental asignado a la orquesta, debe salir necesariamente de los recursos propios que se generan por venta de boletos y apoyos del sector privado. Con esto les especifico, que para que yo pueda cobrar, es necesario que los recursos adicionales ingresen. Lo cual significa que estos pagos no se realizan con sus impuestos sino con ingresos auto-generados. Si no fuera así, los músicos no estarían recibiendo su sueldo y como saben, nadie ha dejado de recibir su dinero quincenalmente ni a nadie se le ha rebajado nada para hacer pagos a músicos extras ni a su servidor.

A mi llegada a la OFJ me encontré con una orquesta con lugares vacantes y también con una orquesta que carecía del número mínimo necesario de atrilistas que se requiere para una formación de orquesta sinfónica. Semana a semana, ha sido necesario invitar músicos extras a cubrir estos lugares vacíos y para completar la plantilla faltante que demanda el repertorio sinfónico.

No podemos hacer nada en los casos de personas que han tomado la decisión de jubilarse o que tienen alguna incapacidad física o enfermedad que no les permite tocar. No se pueden audicionar sus lugares vacantes hasta en tanto no esté concluido su trámite de jubilación. Pero el lugar existe y es necesario cubrirlo para continuar con los conciertos. Hemos invitado a músicos que han demostrado tener el nivel que se busca.

Cada vez que debemos cubrir un lugar, hacemos lo imposible por conseguir e invitar a músicos mexicanos. Hemos tenido la fortuna de encontrar jóvenes entusiastas y profesionales que nos han apoyado a lo largo de estas temporadas. Sin embargo, también hemos enfrentado el problema de no encontrar a algún(os) músicos en el país en el momento en que los hemos necesitado. La mayor parte de las veces, esto ocurre debido a que ya se encuentran comprometidos con alguna otra orquesta, ocupados con algún examen o recital o fuera de México perfeccionando sus estudios. Es entonces cuando la búsqueda se extiende fuera de nuestras fronteras.

Desde mi llegada, se me encomendó la tarea de convertir a la OFJ en una de las mejores orquestas de Latinoamérica. Inmediatamente después de mi primer concierto como titular de la OFJ, el público y las autoridades me demandaron cambios. Me hablaron de los problemas que ellos percibían, las razones por las que ya no querían asistir a los conciertos de la Filarmónica, el por qué ya no disfrutaban los conciertos, etc. Yo no he estado solo en el diagnóstico de lo que debía hacerse para lograr mejoras en la OFJ.

Les comento con alegría, que los proyectos que tenemos en puerta son históricos. La OFJ nunca había salido del país y el próximo mes de septiembre, estaremos viajando a la ciudad de Busan en Corea del Sur, invitados a participar en el prestigiado Festival Internacional de Música Maru. Asimismo, hemos estado grabando un disco para un sello importante y visitaremos el Palacio de Bellas Artes. Me da un gusto enorme informar a ustedes que, gracias al apoyo del Gobierno Federal y las diligencias realizadas por la Secretaría de Cultura de Jalisco, la orquesta está estrenando dos contrabajos que hacían falta desde hace muchos años. Estos contrabajos tienen la extensión que permite tocar un “do grave” y ninguno de los instrumentos propiedad de la orquesta tenían esta extensión.

También hemos recibido, 4 trompetas de alta calidad y 4 tubas Wagnerianas (instrumentos que debían pedirse prestados a la única orquesta en el país que los tiene).

Una prioridad desde que llegue a este puesto ha sido la de elevar los sueldos de nuestros músicos y pronto habrá noticias positivas al respecto.

Con esto concluyo e invito a todos ustedes a disfrutar de los conciertos que preparamos semana a semana con profesionalismo, cariño y pasión por la música.

Espero verlos a todos en el Teatro Degollado compartiendo buena música con nosotros.

ATENTAMENTE

Mtro. Marco Parisotto.