Escrito por Prensa OSL

Orquesta Sinfónica de Estado Lara

Orquesta Sinfónica de Estado Lara

Una rivalidad vivida entre ambos compositores al fragor de la Viena Imperial, conjuga a la creación musical la intriga, genialidad, locura y celos.

La Orquesta Sinfónica de Lara, prepara otra noche llena de sorpresas para todo su público.  Esta vez, en su acostumbrada cita de los JUEVES DE CONCIERTO, el AUDITORIO “AMBROSIO OROPEZA” de la UCLA, recibe nuevamente a nuestra máxima agrupación sinfónica, de la mano de su batuta titular, TARCISIO BARRETO CEBALLOS, para presentar el CONCIERTO “MOZART Y SALIERI: Humano y Divino”; A LAS 7:30 p.m.

Humano y Divino

Humano y Divino

Posterior a la apertura de la exposición prevista para las 7:00 p.m. en la Galería de Arte “Rafael Monasterios” de nuestra máxima Casa de Estudios, la ORQUESTA SINFÓNICA DE LARA, dará inicio a su tercer concierto de la Temporada 2013.Un programa de concierto que contempla la Sinfonía Veneziana del compositor Antonio Salieri (1750-1825), nacido en Legnano, hoy Italia, célebre por profesar una enorme rivalidad artística con el genio de Salzburgo, nacido en 1756 y quien fallece con tan sólo 35 años y de quien se interpretará la Sinfonía Nº 41 “Júpiter”.

La enorme figura musical encarnada por Mozart al interno de la Corte de Viena, procuró las más grandes diferencias entre ambos compositores, surgiendo para la historia, la leyenda que presume la muerte de Mozart a manos de Salieri producto de un envenenamiento. Esta leyenda, fue recogida por el no menos célebre escritor y poeta ruso Alexander Pushkin, de quién tomó Rimksy-Korsakov dicho texto para la realización de una ópera titulada “Mozart y Salieri”

De Salieri se conocen sus trabajos principalmente operísticos, destacando entre ellos: “Armida” (su primera ópera seria), “L’Europa Riconosciuta”, escrita para la inauguración del teatro La Scala de Milán y su obra más representativa: “Prima la musica, poi la parola” (Primero la música y luego la palabra). Por parte de Mozart, niño prodigio, quien con tan sólo cinco años de edad ya ofrecía conciertos para los más altos dignatarios de la corte y el clero, se conocen por su catálogo, más de 600 obras entre sinfonías, conciertos, óperas, música de cámara, canciones y obras sinfónico –coral, lo cual habla de la impresionante capacidad de este grande de la historia musical.