Otro de los temas abordados por Barenboim fue el Sistema de Orquestas Juveniles de Venezuela y su cara más exitosa: el director Gustavo Dudamel.

Vía: El Mercurio
Por Maureen Lennon Zaninovic

Es una idea magnífica. La primera vez que escuché ‘El Sistema’ fue en el 2000, cuando Dudamel tenía 18 años. Un proyecto impresionante que no sé cómo estará ahora, por la situación tan fatal de Venezuela“, dijo.

Más adelante precisó que “la idea de utilizar la música para curar la droga o la criminalidad es un poco problemática, porque la música no fue hecha para ser utilizada para otros fines. Tiene una característica única: es parte de este mundo y es un mundo aparte, al mismo tiempo“.

En el caso extremo de Venezuela, agregó Daniel Barenboim, “que se les haya dado a estos niños la oportunidad de hacer música, en lugar de caer en el crimen o de drogarse, es un gran paso adelante. Es una pena que con esa actitud de los músicos venezolanos no haya salido una de las mejores orquestas del mundo“.