El mejor exponente de la danza a nivel mundial festejará su cumpleaños

MOSCÚ, RUSIA (27/ENE/2014).- El bailarín, coreógrafo y acto ruso-estadounidense Mikhail Baryshnikov, quien ha sido considerado por la crítica el mejor exponente de la danza a nivel mundial, mañana celebrará 66 años de vida.

Mikhail Baryshnikov

Mikhail Baryshnikov


Conocido como el polémico Misha, el intérprete de la danza cuenta con un amplio repertorio, que van desde el ballet clásico hasta el moderno y con el que ha demostrado ser dueño de diferentes estilos para interpretar la obra de importantes coreógrafos tales como George Balanchine y Twyla Tharp.

Mijaíl Nikoláievich Baryshnikov vino al mundo el 28 de enero de 1948, en la ciudad de Riga, entonces parte de la Unión Soviética, y actualmente importante población de Lituania. Su padre era un militar ruso y su madre una letona que se suicidó.

De acuerdo con los datos del bailarín, publicados en el portal en Internet “biografias.es”, a los 11 años de edad presentó su solicitud para ingresar a la Escuela de Danza de Riga, la cual fue aceptada en 1960.

Su debut profesional lo realizó en 1972, con la obra “Giselle”, luego de conocer en 1970, en Londres, Inglaterra, a su compatriota Rudolf Nureyev (1938-1993), quien fuera un destacado bailarín y coreógrafo.

Su necesidad de ampliar horizontes lo llevó a huir del rígido aparato soviético -al igual que Nureyev- y abandonó su lugar preponderante dentro del Ballet Kirov.

Ese año colaboró con Natalia Kasatkina y Vladimir Vassiliev en “La creación del mundo”. Dos años después conoció al coreógrafo francés Roland Petit (1924- 2011), en Leningrado, quien lo invitó a participar en una gira por Canadá, país al que Baryshnikov pidió asilo político.

“No pongo escudos, ni me protejo de nada, simplemente hay cosas de las que es muy difícil hablar”, argumentó el artista, al ser inquirido en torno a su decisión.

En el continente Americano, Misha inició una etapa de intensa actividad profesional, que incluyó su debut en el cine, con “The Turning Point”; en la danza, como coreógrafo de “El Cascanueces” y como productor, con “Don Quijote”, para el American Ballet Theatre.

El bailarín y actor, quien fue nominado a los premios Oscar, por su participación en la cinta “The Turning Point” en 1977, incursionó también en la televisión, en un rol especial con Liza Minelli, en “Baryshnikov en Broadway”.

En 1980 conoció a la actriz Jessica Lange, con quien contrajo matrimonio y un año después procrearon a Alexandra.

En el plano profesional Misha se convirtió en director artístico del American Ballet Theatre. Participó como co-estrella en la película “Noches blancas”, que produjo Taylor Hackford en 1984, al lado de Gregory Hines e Isabella Rosellini, con quien mantuvo una discreta relación sentimental. Ese mismo año, Misha montó con gran éxito una versión de “La Cenicienta”.

Para esa temporada, los logros profesionales del artista estaban también acompañados por los tropiezos amorosos, pues desde 1982 el bailarín había terminado su relación con Jessica Lange. Aunado a ello, enfrentó el grave problema de una operación de rótula, que puso en peligro su carrera.

Un año más tarde, el artista participó en la película “Dancers”, de Herbert Ross, y se naturalizó estadounidense.

En 1987 inició una gira junto con 10 bailarinas, por 35 ciudades, denominada “Baryshnikov y compañía”, y para el año siguiente preparó la coreografía y la producción de “El lago de los cisnes”.

El año de 1989 marcó la separación de Misha del American Ballet Theatre, así como el nacimiento de su hijo Peter, fruto de su relación con Lisa Rinehart.

Fue así que la década de los 90 aportó grandes cambios para Misha, quien hacia 2005 no sólo continuó su actividad en producciones cinematográficas (Company Business, con el actor Gene Hackman), sino que lanzó sus propias líneas de perfumes “Baryshnikov” y de ropa para danza.

No obstante, el cambio más importante en la vida profesional de Misha se registró tras la decisión de abandonar el ballet y cambiarlo por la danza moderna e integrándose a la compañía de Mark Morris.

Luego fundó su propia compañía, llamada “White Oak Dance Project”, a la que dedica casi tanto tiempo como a su familia, al lado de Lisa Rinehart, con quien tiene otras dos hijas: Anna y Sofía Luisa.

En diciembre de 2000, Misha obtuvo el premio “John F. Kennedy Center”, que compartió con el tenor español Plácido Domingo y la actriz Angela Lansbury, protagonista de la serie de televisión “La reportera del crimen”.