Consentida de las principales casas de ópera en el mundo y una de las artistas estrellas del sello Deutsche Grammophon, la mezzosoprano letona Elina Garanca, aseguró esta noche que su voz no ha llegado a su “último punto”.


Vía: www.20minutos.com.mx

Garanca, quien se encuentra por primera vez en México donde ofrecerá cuatro presentaciones en la Ciudad de México, León, Torreón y Álamos, habló sobre la ópera en el siglo XXI, su fracaso por convertirse en actriz y la Medalla Alfonso Ortiz Tirado que recibirá el próximo 20 de enero en el festival que lleva el nombre del cantante sonorense en el municipio de Álamos, Sonora.

Fanática de la también cantante Lila Downs, la cantante tendrá cuatro conciertos en México; el día 11 de enero en la Sala Nezahualcóyotl, en el Centro Cultural Universitario (CCU) en esta capital; el 14 en el Teatro Bicentenario en León, Guanajuato; el 17 en el Teatro Isauro Martínez en Torreón, Coahuila, y el 20 de enero en el Palacio Municipal en Álamos.

Con un español bastante aceptable, la mezzosoprano rubia de ojos azules, perfeccionista y quien disfruta de los retos, señaló que la carrera de una cantante está constituida por etapas, “donde tengo la suerte de que mi voz, no ha llegado a su último punto”.

“Hasta ahora he cantado todo; Mozart, el bel canto y algo dramático, para uno siempre es difícil. Cuando empecé cantaba mucho, pero no digo que lo mío era del corazón, ahora es algo que saco del alma y espero que la voz lo soporte y soy feliz”, dijo.

La multipremiada cantante ofrecerá su primer concierto en México en la Sala Nezahualcóyotl, donde ofrecerá un programa integrado por arias de “Carmen”, “Sansón y Dalila”, “La doncella de Orleans”, “Cavallería rusticana” y “La favorita”.

Así como Romanzas de zarzuelas: “El barberillo de Lavapies”, “El barquillero” y “El niño judío”, y también obras orquestales de Mijail Glinka, Camile Saint-Saens y Manuel de Falla.

Siempre de buen humor y para quien las cosas que uno hizo en el pasado quedaron en el pasado, comentó que la ópera en el siglo XXI, “está bastante bien”.

“Estamos muy vivos y menos mal que no soy una artista joven que necesite empezar el camino, porque ahora presentarse de nuevo y encontrar alguien su camino, su cara, es difícil porque todos quieren artistas jóvenes”, señaló.

Estará acompañada en el escenario por la Orquesta Sinfónica de Minería, bajo la dirección del pianista Constantine Orbelian, quien fue el primer norteamericano en la historia en ser director titular de una orquesta en Rusia, en 1991, cuando se convirtió en el director de la Orquesta de Cámara de Moscú.

Casada con el director Karel Mark Chichon, Garanca llevó a cabo una memorable y apasionada interpretación de la “Carmen” (ópera) de Georges Bizet, en el Metropolitan Opera House de Nueva York junto al tenor francés Roberto Alagna, el 16 de enero de 2010.

Su actuación fue retransmitida en directo vía satélite y en alta definición a todo el mundo, proyectándose simultáneamente en más de 850 salas de cine en 31 países.