El Segundo Campamento Proyecto Meserón llegó a su final con sentimientos encontrados


Felices por realizar con éxito esta esperada convivencia de campistas, maestros y organizadores, pero tristes por tener que volver a nuestra ajetreada rutina. Los aprendizajes y las amistades que se crean en estos encuentros son los que perduran para siempre.

Clase de respiración con maestro Huáscar Barradas

Clase de respiración con maestro Huáscar Barradas

Palmira, localidad del estado Táchira, fue la sede de Meserón, donde convivieron más de 80 flautistas y cornistas, desempeñando actividades como clases individuales, grupales, masterclass, jornadas de limpieza, paseos, conciertos, cine al aire libre, juegos, entre otros.

Los campistas tuvieron la oportunidad de recibir conocimientos de los maestros invitados Raimundo Pineda, Huáscar Barradas y José Giménez Mendía (corno), así como del maestro suizo-canadiense Michel Bellavance, profesor de la Haute École de Musique de Ginebra.

Cada día fue una jornada intensa desde las 7 am hasta las 11 pm, tiempo que también distribuían para disfrutar del verde paisaje, conocer a músicos de distintos rincones del país y estudiar la obra del recital final.

Los días en la Casa de Oración “El Sembrador” transcurrieron dentro de la cordialidad que caracteriza a los tachirenses, en especial de las hermanas y los empleados de esta bella estancia. El orden y el sano disfrute prevaleció en este Segundo Campamento, al igual que mucha reflexión sobre nuestras metas en la compleja carrera musical.

Proyecto Meserón y Abanico Producciones agradece a todos los representantes y participantes que creyeron una vez más en este grano de arena a nuestro gremio musical; a los maestros Michel, Huáscar y Juliana por apoyarnos económicamente, al Sistema Táchira, a la Escuela Mi Pequeño Mozart, a Grupo Trabuco, a nuestro maravilloso Staff y a tantos colegas que ayudaron a aportar una experiencia de calidad a los jóvenes de nuestra sociedad.