mi vida, mi mundo coral | Difundiendo el canto coral venezolano | María Guinand | Publicado por Aléxis Páez

Víctor:

Llegaste a nosotros un día… no recuerdo el año… pero si recuerdo el día… fue en Sartenejas, al salón del Orfeón. Un muchachito de 17 años que venía de la Victoria, estudiaba en la USB y quería cantar. ¡Cuántos años pasaron…!

No voy a contar tu historia, pero sí a recordar todas las cosas buenas que me hacen revivir tu sonrisa, tu creatividad, tu afabilidad, tu respeto, tu inagotable curiosidad intelectual y artística; tu generosidad, tu sentido de equipo y colaboración, tu entrega solidaria a tantos proyectos y sueños, en fin, querido Víctor, recordar que el balance de tu vida con nosotros fue maravilloso.

542768_10151479935474494_1304346637_nComo barítono en los coros, tanto del Orfeón Universitario Simón Bolívar, como de la Schola Cantorum de Venezuela, el Coro Mundial y los montajes sinfónico corales; todos tus amigos y colegas te recordarán con profundo afecto, por tu cooperación, musicalidad y exigencia artística. Siempre estuviste dispuesto a dar lo mejor de ti, a cantar a pleno pulmón, a ayudar a tus compañeros. Gracias Víctor.

548769_10151365262687090_1790492418_n
Como director, cuando Alberto y yo te pasamos la batuta del OUSB en 2008 junto a Pedro Silva. Tus orfeonistas de la USB  te recordarán como un director entusiasta y muy creativo. Tus niños de los Pequeños Cantores aún sonríen con tus ocurrencias.
197078_4924927803050_113549716_n
Como maestro de canto, tus alumnos de la Schola Juvenil, de la Schola Cantorum de Venezuela, del Orfeón, de los países andinos, de los Pequeños Cantores te recordarán como un Maestro generoso, lleno de energía,  de entusiasmo y que no hacía concesiones. Tus sesiones de calentamiento corporal y energético eran geniales.
309498_10150374855135863_316848333_n
Como maestro de gregoriano te recordarán algunos de los seminaristas, hoy sacerdotes, como un gran cantor, conocedor de la liturgia y de una sensibilidad singular.
Yo, querido Víctor, te recordaré como un hijo amado, inquieto, inteligente, muy generoso, con quien pude compartir el  amor y el entusiasmo por el canto gregoriano, por la música de Bach, por los textos sacros, por la música coral toda, por la vida, por los conocimientos espirituales y alternativos y con quien también tuve que discutir mucho, luchar y aconsejar en tantas oportunidades.
Ya en tu nueva morada, canta Víctor con tu bella voz de barítono y tu sensibilidad especial, esas palabras del Réquiem de Brahms, que cantaste con tanto amor en aquel concierto inolvidable:

Revélame, por tanto, Señor, que mis días deben tener un final, que mi vida tiene un destino y que me debo a él. ¡Mira!, en tu presencia, mis días son como la palma de tu mano, y mi vida, ante ti,  no es nada.  ¡Ah!,  todos los hombres son apenas nada y, sin embargo,  viven tan seguros. Desaparecen como una sombra y en vano se agitan; Acumulan riquezas sin saber a quién aprovecharán. Y ahora Señor,  ¿qué podrá consolarme? En ti deposito mi esperanza. (Salmo 38, 5-8)

Nosotros desde aquí contestaremos:
 Las almas de los justos  están en las manos del Señor y ninguna pena podrá perturbarlas.
 ¡Descansa en Paz!
 
María Guinand, Caracas, 26 de enero de 2014
 
Victor González
 
Víctor comienza sus estudios musicales en la Escuela Superior de Música José Angel Lamas (Caracas), para luego continuarlos en el Instituto Universitario de Estudios Musicales (IUDEM, Caracas) donde estudia dirección coral con los maestros Alberto Grau, María Guinand, María Adela Alvarado y Ana María Raga; y canto bajo la tutela de la maestra Margot Parés-Reyna.
Fue maestro del Proyecto Voces Andinas a Coro, auspiciado por la Corporación Andina de Fomento, en los países de Colombia, Ecuador, Perú y Bolivia, Director-fundador de la agrupación de voces masculinas Sine Nomine y del Grupo Vocal Éxodo, Director ejecutivo de la Academia Bach de Venezuela, Director del Orfeón Universitario Simón Bolívar, Director asistente y Profesor de canto de la Schola Cantorum de Venezuela y miembro del equipo de directores y profesores de canto de los montajes sinfónico corales que lleva a cabo la Fundación Schola Cantorum de Venezuela conjuntamente con el Sistema Nacional de Orquestas y Coros Infantiles y Juveniles de Venezuela.