Vía: www.rootsalad.com | Por Vincent Steeg

Esto es un artículo de invitado, escrito por Vincent Steeg, creador de rootsalad.com (con link hacia https://www.rootsalad.com), una plataforma que promueve la cultura venezolana en Europa.

Mathias Caron es un fabricante de instrumentos, especializado en la guitarra, que se ha interesado en la construcción del cuatro venezolano y de la bandola llanera, introduciendo su trabajo en los círculos de los amantes de la música venezolana en Francia. Apasionado por su oficio, Mathias ha alcanzado un alto nivel de calidad en sus instrumentos y una tecnicidad que le permite ajustar el sonido al gusto del músico. Les contamos a través de esta entrevista los secretos y recorrido de este lutier francés.

Firma de Mathias Caron en un cuatro venezolano

De la infancia al cuatro venezolano… Los sentidos tienen memoria: el olor caluroso de la madera, la suavidad de su textura, sus posibilidades infinitas de creación y transformación, proporcionan sensaciones inolvidables a cualquiera que crece expuesto a ella. Es en Francia, en los alrededores de Paris que Mathias Caron creció en la carpintería de su padre donde desde joven comenzó la fabricación y reparación de guitarras combinando su amor por la música y por la madera. En 2009 se establece oficialmente como empresa para vivir de su pasión por la guitarra, compartiendo los espacios de la carpintería con su padre.

891650_563739946993169_2003919388_o

En una ocasión un cliente le confió la reparación de uncuatro venezolano, instrumento que despierta su curiosidad por su forma, su sonido y sus materiales. Mathias empieza entonces a estudiar y a imitar la construcción del instrumento, integrándolo en su catálogo de creación.

Tiempo después, en el año 2011 Cristóbal Soto, conocido músico venezolano que se ha dedicado a difundir la cultura musical criolla en Francia a través de múltiples actividades, se presenta en su taller para conocer al lutier francés que se anunciaba como fabricante de cuatros. A partir de este encuentro y a través de Cristóbal Soto, Mathias Caron comienza a descubrir la música venezolana y el papel central que el cuatro venezolano ocupa en ella, además de la existencia de otros instrumentos, como la bandola.

Sin haber viajado a Venezuela, es con Cristóbal Soto que Mathias Caron aprendió a apreciar la cultura musical venezolana, su historia, sus canciones y sus ritmos tan particulares.

Las mezclas y el encuentro de diferentes culturas, abren una nueva vía, fresca, optimista y dispuesta a ser explorada.

Paralelamente a la fabricación de cuatros, Mathias Caron se ha dedicado a aprender la ejecución del repertorio venezolano en este instrumento que lo ha impresionado por la belleza de su sonido y la fuerza que posee a pesar de su pequeño tamaño.

Métodos de fabricación del cuatro venezolano

Como todo trabajo artesanal, las técnicas de fabricación y el conocimiento del instrumento se adquieren poniéndolas en práctica. El conocimiento de cada tipo de madera, su forma de trabajarla, su resistencia, su vibración y la manera de sublimarla los fue adquiriendo durante su adolescencia.

En esa época no existían escuelas de fabricación de guitarra en París, Mathias Caron es un lutier autodidacta que aprendió buscando en los libros, observando los instrumentos que reparaba y haciendo pruebas de fabricación, cambiando cada vez algún detalle para comprobar en que medida el cambio realizado podía influir en el sonido del instrumento finalizado.

Como lo pueden imaginar, no había muchos lutieres de cuatro venezolano en París y sus alrededores, Mathias tuvo que conceptualizar técnicas, adaptando algunas ya existentes en guitarra, agregando las suyas en los cuatro venezolano que reparaba, creando de esta forma una nueva vía de fabricación.

Mathias tuvo que conceptualizar técnicas, adaptando algunas ya existentes en guitarra, agregando las suyas en los cuatro venezolano que reparaba, creando de esta forma una nueva vía de fabricación.

Esta mezcla de técnicas, el alto nivel de tecnicidad, su afinidad por la música venezolana y la cercanía de reconocidos músicos de cuatro venezolano, le permiten crear instrumentos a la medida. Jugando con diferentes elementos, sus cuatros pueden conseguir el sonido exacto buscado por el cliente, abarcando desde el cuatro venezolano de acompañamiento hasta el cuatro solista.

Mathias utiliza una amplia selección de maderas como epicea, red cedar, cedro, cerezo, palo de rosa, madera rosada de Madagascar y otras; fabricando así cuatros al gusto del comprador.

Los adeptos del luthier

Entonces uno se puede preguntar; ¿qué valor tiene un cuatro criollo fabricado por un lutier francés? Si consideramos el nivel de los clientes de Mathias y sus comentarios, los cuatros son de altísima calidad, de los mejores que se pueden conseguir en el mundo.

Entre sus clientes podemos citar al músico VenezolanoLeonidas Rondón reconocido cuatrista perteneciente a la nueva generación de músicos venezolanos de renombre internacional.

Otra referencia es Ricardo Sandoval, músico de mandolina venezolana y bandola llanera.

En este video, pueden apreciar las fabricaciones de Mathias Caron (cuatro y bandola), Leo Rondon al cuatro, Ricardo Sandoval a la bandola y Roberto Koch al contra bajo.

El prestigio de Mathias Caron se basa en las referencias de sus clientes y de allí, la recomendación boca a boca que le ha permitido ganar una alta reputación en los círculos restringidos de la música venezolana, aportándole clientes en toda Europa, quienes hacen sus encargos en directo por internet. Ha creado su página web en donde pone sus cuatros en venta. Que estés en España, en las Canarias o en Inglaterra, puedes comprar y conseguir los precios en esta página.

Sin ser Venezolano, Mathias Caron ha entrado en el pequeño círculo de los lutieres de cuatro venezolano a nivel mundial con la capacidad de ofrecer cuatros básicos o piezas únicas y personalizadas. Estamos en un momento de expansión de la presencia venezolana en todos los rincones y el arte musical venezolano entra por vías inesperadas en los talleres musicales del mundo.