Vía: ABC.es

Organizado por la Fundación SGAE, el jurado ha destacado «su relevante obra, profundamente arraigada en la identidad de su país y que contribuye a la creación de un lenguaje universal en la cultura iberoamericana»

El compositor Mario Lavista (México, 1943) se ha convertido esta mañana en el XII Premio SGAE de la Música Iberoamericana Tomás Luis de Victoria, que convoca la Fundación SGAE, y que se ha hecho público hace unos minutos en un acto que ha tenido lugar en el marco de la Feria Internacional de Música Clásica Expoclásica, en Madrid.

Mario Lavista

Mario Lavista

Mario Lavista ha obtenido el galardón, «cuyo objetivo es otorgar el más alto reconocimiento público a un compositor vivo por haber contribuido sustancialmente al enriquecimiento del acervo musical de los pueblos iberoamericanos a través de su obra creativa», explica un comunicado remitido por la institución que concede el galardón, que está dotado con 20.000 euros.

Primer compositor mexicano

«Es un honor recibir este premio, el más importante en el ámbito de la música contemporánea iberoamericana. Se trata de una distinción que, en anteriores ediciones, han recibido grandes autores como Harold Gramatges o Luis de Pablo, entre otros. El hecho de ser el primer compositor mexicano en recibirlo me llena de satisfacción. Sin duda, un excelente regalo para este 2013 en el que he cumplido 70 años», ha sido su primera reacción de Mario Lavista al recibir la noticia en México.

El jurado, presidido por Antón García Abril, compositor y Premio Tomás Luis de Victoria en 2006, ha estado compuesto por Marta Cureses, profesora titular de la Universidad de Oviedo; Marcela Díez Martínez, directora de programación del Festival Internacional Cervantino de México; María Luisa Ozaita, compositora y presidente honoraria de la Asociación Mujeres en la Música; y Juan Ángel Vela del Campo, ensayista y crítico musical.

En la lectura del acta, el compositor y secretario del jurado, José Zárate, ha destacado del premiado: «Su relevante obra, profundamente arraigada en la identidad de su país y que contribuye a la creación de un lenguaje universal en la cultura iberoamericana; y su aportación y su extraordinaria labor como maestro de nuevas generaciones y difusor de la música actual».

Obra interdisciplinar

Mario Lavista estudió composición con Carlos Chávez y Héctor Quintanar, y análisis musical con Rodolfo Halffter en el Conservatorio Nacional de Música. De 1967 a 1969 fue becado por el gobierno francés para estudiar con Jean Etienne Marie en la Schola Cantorum. Asistió a seminarios sobre música nueva impartidos por Henri Pousseur. En 1969 fue alumno en el Curso de Música Nueva, impartido por Karlheinz Stockhausen en la Reinische Musikschule de Colonia, y participó en los Cursos Internacionales de Música Nueva en Darmstadt, Alemania.

En 1970 fundó el grupo de improvisación Quanta, interesado en la creación e interpretación simultánea y en las relaciones entre la música en vivo y la electroacústica. Ha realizado trabajos gráfico-musicales con el pintor Arnaldo Coen y ha compuesto la música para las películasJudea, Semana Santa entre los coras, María Sabía, Mujer Espíritu, El niño Fidencio, Sor Juana Inés de la Cruz, y Cabeza de Vaca, del realizador mexicano Nicolás Echevarría.

Actualmente imparte las cátedras de composición, análisis y lenguaje musical del siglo XX en el Conservatorio Nacional de Música de México y es director de Pauta, cuadernos de teoría y crítica musical. Recientemente apareció su libro Textos en torno a la música. Su obra de orquesta ha sido interpretada por los principales directores y orquestas del país, así como por las orquestas de Dallas y Pittsburgh, bajo la dirección de Eduardo Mata. La orquesta de San Antonio le encargó y estrenó, bajo la dirección de Zdenek Macal, la obra Clepsidra (1990), para conmemorar el tricentenario del descubrimiento del río San Antonio. En 1994, la American Composers Orchestra, bajo la dirección de Dennis Russell Davies, estrenó en Nueva York su obra Lacrymosa.

Algunos de sus recientes encargos ha sido escritos para intérpretes y agrupaciones como la flautista Jill Felber, el Quinteto de Alientos, para el Cuarteto Kronos, el Cuarteto Latinoamericano, el grupo de percusiones Tambuco y el guitarrista David Starobin, entre otros.

Se da la coincidencia de que una compatriota suya, la escritora y periodista Elena Poniatowska, también ha resultado galardonada esta semana con otro importante galardón en nuestro país, el Cervantes.


Premios anteriores

Mario Lavista sucede en el palmarés al cubano Harold Gramatges (1996), al español Xavier Montsalvatge (1998), al peruano Celso Garrido-Lecca (2000), al venezolano Alfredo del Mónaco (2002), al español Joan Guinjoan (2004), al brasileño Marlos Nobre (2005), al español Antón García Abril (2006), al argentino Gerardo Gandini (2008), al español Luis de Pablo (2009), al cubano Leo Brouwer (2010) y al español Josep Soler (2011).