“Para mí la sabiduría de los años es lo más sexy que puede ofrecer un hombre a su pareja”

Vía: ElUniversal.com | WILLIAM PADRÓN |  ESPECIAL PARA EL UNIVERSAL

Mariana Rengifo, cantante de la banda de rock valenciana Mochuelo, decidió darle rienda suelta a su alter ego como Marianne Mali. Una especie de representación de diva del jazz local, entusiasta del pop, curiosa del cabaret y militante de lo burlesque.

Su primer EP se titula Blue Live SexyOn Vol. 1, una serie de canciones grabadas en vivo de la que se desprenden historias de romances con hombres mayores y la búsqueda de la satisfacción femenina con un lenguaje políticamente incorrecto, pero en las que no dejan de estar presentes los problemas cotidianos del ser humano.

-¿Qué la motivó a emprender este proyecto solista en modo jazz?

-Es la música que siempre me había gustado, a pesar de que antes cantaba rock. Vengo de una formación musical en donde el jazz ha sido un género que me ha acompañado durante mucho tiempo.

-¿Fue inspirado en Ella Fitzgerald, Diana Krall, Cassandra Wilson o Norah Jones?

-Todas son íconos femeninos pero sin duda Ella Fitzgerald, Billie Holiday y Eartha Kitt son las más grandes inspiraciones para Marianne Mali. Me gustan los clásicos. Son voces únicas.

Blue Live SexyOn Vol. 1 fue grabado en directo. ¿Esta va a ser su manera de trabajar sus discos?

-Definitivamente sí. Poder mantener la esencia de la interpretación en vivo en géneros como el jazz y el blues, aprovechando la fidelidad de la tecnología actual, es una manera de preservar las raíces de estas formas musicales.

-A pesar de lo digerible musicalmente, sus letras son tajantes y honestas, ¿es parte del concepto o surgen en un determinado momento?

-Son bastante directas con conocimiento de causa, así eran antes, sólo que los temas han cambiado. Sin embargo, a pesar de lo explícitas que puedan sonar mis letras siempre serán musicalmente bien llevadas.

-¿Qué pasará ahora con Mochuelo?

-Me encantaría poder responder, pero no tengo esa respuesta. Fue una experiencia maravillosa.

-Conviven la Marianne alegre y jovial al tiempo que denota sus gustos por los hombres maduros. ¿Se trata de una transición personal o su propia búsqueda como mujer y artista?

-Para mí la sabiduría de los años es lo más sexy que puede ofrecer un hombre a una pareja. Ese brillo ahumado en los ojos, esa seguridad en la palabra. Todo comenzó con mis profesores, ellos eruditos y yo enamorada, nunca les dije nada, pero más de una vez imaginé cosas que no debía imaginarlas.

-¿Tiene planes internacionales? ¿Se va o se queda?

-Creo que en el ámbito musical todos tenemos la visión de crecer en público. No pienso irme más que de gira y promoción, y como dice mi canción Maleta: “Sólo espero que al volver estén en su lugar las cosas que dejé”.