La flautista venezolana María Gabriela Rodríguez, solista de la fila de flautas de la Orquesta Sinfónica de Venezuela (OSV) y directora artística de la Orquesta Nacional de Flautas (ONF), parte a México en enero. ¿La razón? Además de dictar cátedra, organizará el ensamble de flautas del festival


Por Ana María Hernández Guerra | Venezuela Sinfónica

“La invitación se debe a que el maestro Miguel Ángel Villanueva, miembro de la Facultad de Música de la Universidad Nacional Autónoma de México, se propuso llevar a cabo el Festival Universitario Internacional de Flauta Transversa y es prácticamente una promesa que hizo en Bariloche, en un campamento musical donde coincidimos, de invitarnos cuando él pudiera materializar esa idea y unos años después nos encontramos felizmente preparándonos para encontrarnos en México. El maestro Villanueva es quizás el flautista más activo de México, es una persona muy preocupada en dar a conocer la música escrita para flauta hecha por maravillosos compositores, además de ser un excelente pedagogo”, explica la músico.

Rodríguez saldrá el próximo 8 de enero para realizar sus labores, después, el día 13 de enero, dirigirá el concierto del ensamble de flautas, actividad con la cual finalizará el Festival.

“Voy a llevar un repertorio variado, el cual incluirá música latinoamericana y arreglos hechos especialmente para ensambles de flautas, para que los muchachos tengan diversidad y se emocionen un poco, hay música fresca y divertida”, detalla.

La flautista se ha dedicado a hacer y difundir la música para conjunto de flautas. Este tipo de agrupación reúne las flautas traversas de todos los tipos, desde la piccolo hasta la flauta bajo. Y, en este tema, María Gabriela Rodríguez se ha convertido en toda una referencia, dada su experiencia con la ONF, orquesta con la cual suele dar frecuentes conciertos.

“Casi nadie tiene paciencia para armar un ensamble de flautas, y en el caso del Festival en México, estoy segura de que el nivel que me encontraré será relativamente alto. En un ensamble los unimos a todos, y para ello me llevo música especialmente escrita para ensamble, interactuarán con el maestro Villanueva. Eso también lo hice en Guayaquil, cuando fui el pasado mes de octubre, también invitada por el principal de la Orquesta Sinfónica de Guayaquil; y en Bariloche, en el Festival de Flauta que hizo el maestro Marcelo Álvarez”, agrega.

Con referencia a la salud de la música para flauta en América Latina, y en particular en Venezuela, Rodríguez no duda en calificar que “está bien”, sobre todo por las actividades frecuentes que se llevan a cabo.

“Hay varios países en donde se realizan festivales anualmente y que inclusive cuentan con el suficiente apoyo económico como para llevar a artistas de la talla de Emmanuel Pahud. En el caso de Venezuela debo decir que somos una importante cantera de flautistas con mucho talento, pero desafortunadamente hace falta profundizar en la educación musical en general, y ahora con la difícil situación política que vivimos se han ido muchos flautistas del país lo cual nos deja con una plantilla bastante joven y con poca experiencia”.

No obstante, la joven maestra no se queja del resultado del año para ella, y exclama sencillamente “¡2016 ha sido fantástico! Tuve la oportunidad  de trabajar en el Festival Nuevo Mundo que se realizó en Aruba y el cual está liderado por el violinista zuliano Simon Gollo, y también fui por segundo año al Festival Internacional de Flautistas ‘Perla del Pacífico’ en Guayaquil, atendiendo a la invitación de mi amigo, el maestro Leonardo León. En ambos festivales di clases individuales, Master Class y dirigí el ensamble de flauta”.

Sin embargo, es evidente que sobrellevar el llamado “tema país” es duro, y señala “no es fácil para nadie la situación actual, pero el ser soltera y sin hijos da una cierta ventaja, paralelo a eso cuento con la plataforma que me brinda ser miembro de la Orquesta Sinfónica de Venezuela y ser titular de dos cátedras de flauta”.

Así que para el venidero 2017, María Gabriela equilibra buenas dosis de realidad y optimismo, y comenta que sí, hay varios proyectos que ve factibles.

“Quiero hacer un gran concierto aniversario con la Orquesta Nacional de Flautas de Venezuela, así mismo es probable que asista a dos festivales internacionales nuevamente. Quiero llevar a cabo recitales de música de cámara con mis alumnos. Es muy importante seguir fortaleciendo la educación de los flautistas venezolanos y poder proyectarlos a escenarios en los que puedan seguir desarrollándose y creciendo”, finaliza.