Blog de la OSV | Evelyn Navas

A propósito de Raíces, Dos mundos  y un sentimiento, nuevo espectáculo que presenta la Orquesta Sinfónica de Venezuela, Patrimonio  Artístico y Cultural de la Nación, por primera vez fusionándose artísticamente con Los Vasallos de Venezuela –un colectivo dedicado a la proyección folclórica de nuestra riqueza musical y danzaría de nuestro país- en la celebración de su mes aniversario, aprovechamos para conversar con la directora invitada María Gabriela Rodríguez, destacada flautista, Solista de la fila de flautas de la OSV y además directora de la Orquesta Nacional de Flautas. Su batuta promete encenderse con los tambores, los bailarines y todo el sabor de nuestra música folclórica, el domingo 29 de junio a las 4 p.m. en la Sala Ríos Reyna del Teatro Teresa Carreño en una única función. ¡No se lo pierdan!

María Gabriela Rodríguez

María Gabriela Rodríguez

Prensa OSV, Evelyn Navas Abdulkadir. María Gabriela Rodríguez es una persona de figura menuda, muy delicada, pero con un gran temple y siendo niña, ya con un real interés musical, no se amilanó en el estudio de un instrumento. Aunque sus manos eran muy pequeñas para tocar el oboe, instrumento que la cautivó cuando comenzó sus estudios en la Escuela de Música “Blanca Estrella de Mescoli”, ubicada en San Felipe, Edo. Yaracuy, le sugirieron que tocara la flauta, la cual le pareció también grande, pero más fácil de abordar. Allí tomó clases con el maestro Engels Gómez.

Así empezó el amor por su instrumento, pues como la misma flautista nos dice: “No es difícil enamorarse del sonido de una flauta bien tocada”, y claro está que la atracción estaba en el arte de soplar y producir un sonido muy bonito y en eso logró destacarse. María Gabriela Rodríguez es músico profesional egresada del Instituto Universitario de Estudios Musicales (IUDEM). También recibió clases del maestro Víctor Rojas en el Conservatorio Superior de Música Simón Bolívar. Fue primera flauta de la Orquesta Sinfónica Gran Mariscal de Ayacucho y actualmente es Solista de la fila de flautas de la Orquesta Sinfónica de Venezuela. Es miembro fundadora de la Orquesta Nacional de Flautas (ONF) y su actual directora. Con dicha orquesta asistió a dos convenciones realizadas en Estados Unidos: Chicago, 1997 y Atlanta, 1999 dejando en alto el nombre de la escuela flautística venezolana. En 1997 fue invitada a dictar un curso en el VII Festival de la Mitad del Mundo en Quito, Ecuador. En ese mismo año le fue otorgada la beca “Patty y Gustavo Cisneros” de la Fundación Mozarteum de Venezuela que le permitió asistir al curso de verano “Aspen Music School” en Aspen, Colorado (USA).

Como solista ha desarrollado una carrera exitosa: ha sido merecedora del Grammy Latino por su participación en la colección de discos Tesoros de la música venezolana del cantautor Ilan Chester (2010). Su gran talento artístico es muy apreciado y ha estado como solista en varias orquestas de la capital así como del interior del país, además de realizar conciertos de música de cámara en las principales salas de concierto de Caracas, destacando el trabajo realizado con Virtuosi de Caracas, bajo la dirección del maestro Jaime Martínez.

Fue ganadora del Tercer Premio en el Festival “Aldemaro Romero” celebrado en el 2004. Durante tres años fue profesora del curso “Festival de los Andes” en la Grita, Edo. Táchira y ha sido invitada por el Maestro José Antonio Naranjo desde el 2004 al curso de verano “Festival Unión de la Artes” en Guama, Edo. Yaracuy, para impartir clases. Desde el 2003 y durante tres años formó parte del equipo docente del Centro Académico Montalbán para la formación de los flautistas de la Orquesta Infantil Caracas.

En el ámbito de la dirección orquestal ha dirigido a la Orquesta Sinfónica de Venezuela en conciertos de corte popular con destacados artista como Cecilia Todd y Rafael “El Pollo” Brito. Con la Orquesta Nacional de Flautas ha asistido a cuatro convenciones  internacionales (Chicago-1997, Atlanta-1999, Nueva York-2009 y Paris-2012) dejando en alto el nombre de la escuela flautística venezolana.En enero de 2013 fue invitada a dictar clases en el Campamento Musical Bariloche, en la Patagonia-Argentina, donde también dirigió el ensamble de flautas del curso con gran éxito. Actualmente María Gabriela Rodríguez se desempeña como profesora en la “Academia Latinoamericana de Flautas”, perteneciente a Fundación Musical Bolívar, conocido como El Sistema.

La flauta, alma, extensión y cuerpo

Suele tocar la flauta traversa, las flautas alto y bajo y un poco de piccolo y cuenta en su haber con dos flautas traversas muy especiales, con las que asiste a conciertos: “Dependiendo del repertorio que se haga en la orquesta escojo el instrumento, pues una flauta tiene un poco más de potencia y la otra tiene un sonido más dulce. Mis flautas son las herramientas que me permiten mediante la música expresarme y ser parte de un todo. Normalmente uno siente mucho apego hacia su instrumento, pero desde hace rato tengo la convicción de que podría hacer el trabajo aún con una flauta de principiante porque el alma esta dentro de uno; en este caso, la flauta es el medio, la música es el fin. Yo entré a la OSV con una flauta de segunda mano. Sin embargo reconozco que tener un instrumento de primera y profesional es importante, para poder obtener un mejor resultado, pues con el tiempo los mecanismos han evolucionado muchísimo y nos hacen la vida más fácil a la hora de la ejecución”.

Como todo músico, siempre hay un ritual de preparación que se mantiene intacto antes de ir a concierto: “Hace años dormía una siesta religiosamente antes de los conciertos, pero ahora me mantengo despierta, y dependiendo del repertorio, pues oigo un poco de música y trato de calentar con suficiente tiempo antes del evento”.

De Cascanueces a Solista Asociada

María Gabriela Rodríguez ingresó a la Orquesta Sinfónica de Venezuela luego de atender la invitación del maestro Glenn Egner –quien fuera por 25 años el solista de la fila de flautas de OSV- para tocar primera flauta en el Ballet El Cascanueces. Tal fue su desempeño durante toda la temporada, que al terminarla se le hizo el ofrecimiento formal para formar parte de la fila de flautas de la OSV en el cargo de Solista Asociado que estaba vacante. Aunque no entró por audición –el mecanismo general para entrar en una orquesta- qué mejor forma que verla en acción con la maravillosa música del clásico ballet y cuento de hadas de Pior Ilich Tchaikovski. Con el tiempo fue Solista, es decir jefe de Fila.

Desde entonces, María Gabriela Rodríguez ha vivido acontecimientos importantes en la Orquesta Sinfónica de Venezuela: “Entre los cuales puedo mencionar cuando toqué elConcierto para Flauta en sol mayor de W.A. Mozart, dirigida por el maestro Irwin Hoffman, un gran  maestro con el cual crecí mucho. Otro momento especial fue cuando dirigí a La Sinfónica en el Aula Magna acompañando a Cecilia Todd, pues esa sala está llena de una historia que va ligada  a la OSV y a la historia de los grandes directores que han pasado por nuestro país. Por último, todas las veces que tocamos para los niños con el programa La OSV en mi Escuela. Siempre me lleno de emoción y ternura poder tocar para esos chicos y ser un instrumento para sensibilizarlos mediante la música y sembrar valores importantes que los harán mejores ciudadanos”.

Con todo ese talento musical dedicado prácticamente al desarrollo de la flauta, hay una faceta en María Gabriela Rodríguez que ella aborda con humildad y mucho empeño: la dirección. “Soy una flautista prestada a la dirección. Me encanta dirigir, pero reconozco que es un oficio que amerita mucha dedicación y conocimiento. Sin embargo, tuve mi primer contacto hace un poco más de diez años cuando asumí la dirección artística de la Orquesta Nacional de Flautas. Paralelamente tuve la oportunidad de dirigir varios conciertos con la OSV, en su mayoría de corte popular”.

La música popular, tradicional o folclórica es parte de su gusto musical y reconoce a los grandes talentos que en esta área hay en Venezuela, plena de cultores, por eso su gran aporte a este especial espectáculo donde La Sinfónica se fusiona con Vasallos de Venezuela, algo único y extraordinario, donde el sentir por Venezuela se hará presente para todos los asistentes. “Dirigir a La Sinfónica, que está conformada por grandes músicos, es un gran compromiso y quién se pare en el pódium debe estar muy seguro de lo que va a hacer. El público va a experimentar el encuentro de dos instituciones importantes en sus géneros, será una fiesta musical”.

Venezuela, un sentir común de dos instituciones

Inmersos en la cotidianidad y no ajenos a la realidad de país, para la Orquesta Sinfónica de Venezuela y Vasallos de Venezuela esta unión en Raíces, Dos mundos  y un sentimiento, representa la oportunidad de ahondar en lo verdaderamente nuestro y permitirle al venezolano de hoy reencontrarse con ese sentir nacionalista a través de la música: “ Es un honor estar al lado de Los Vasallos de Venezuela, ya que son unos estudiosos de la música de nuestro folklore, de los ritmos que existen en las diferentes regiones del país y mezclar su trabajo con nuestra ejecución  enriquecerá tanto a los músicos de ambas instituciones, así como al público que recibirá esta extraordinaria fusión”.

El evento sin duda motivará a los presentes a bailar, a sentir, a emocionarse: “El repertorio que ofreceremos comprende una amplia variedad de ritmos que van desde la tonada, pasando por un joropo recio, dos gaitas, una de furro y otra de tambora y también interpretaremos unos golpes de tambor de Falcón, así como un popurrí de parrandas para culminar con un hermoso calipso de Guayana, en el cual se exaltan las bondades de la tierra guayanesa. Debemos sentirnos orgullosos de tener dos agrupaciones como la OSV y Vasallos de Venezuela, pues ambas son símbolo de lo grande que es nuestro país y su gente y que a través de la música llevamos un mensaje de unión a todos por igual”.

Les esperamos en esta única función de Raíces, Dos mundos  y un sentimiento, para reconectarnos con Venezuela y rescatar esos valores tan hermosos que nos distinguen como venezolanos: música, tradición y compromiso, compartiendo con la decana de las orquestas sinfónicas de nuestro país sus 84 años de existencia ininterrumpida.

Toda la información está disponible en nuestras redes sociales: @SinfonicadeVzla en Twitter, Orquesta Sinfónica de Venezuela en Facebook, nuestro blogwww.sinfonicadevenezuela.com y en nuestra web www.osv.org.ve.