Pasó a ser el guitarrista de RAGE, una de las bandas de rock más prestigiosas de Europa y es el primer venezolano dentro de la discográfica más importante del mundo en el género rock: NUCLEAR BLAST. Del intercolegial de Nuevas Bandas y los Melomaniac Fest de los 90 a los grandes festivales de rock europeos. De los locales nocturnos caraqueños a los principales clubes musicales del viejo continente. De grabar discos en forma artesanal a pasar al roster del sello discográfico más importante del rock: NUCLEAR BLAST.

Prensa Cresta Metálica

A continuación una historia de superación y de creer en que los sueños se pueden lograr:

El nombre de Marcos Rodríguez quedó grabado en la historia del rock venezolano, especialmente por haber sido el cantante y guitarrista de la mítica agrupación Torre de Marfil, la cual llegó muy lejos en el mundo del heavy rock nacional y que además representa una influencia obligada y un modelo para distintas generaciones musicales. Con la extraordinaria capacidad de tocar todos los instrumentos, además de tener una increíble y poderosa voz, fueron muchos los artistas venezolanos que quisieron trabajar con “Markitos”.

Marcos Rodríguez decidió buscar nuevos horizontes para su carrera musical, primero se mudó a Tenerife y después se estableció Bélgica, donde formó a la excelente agrupación Soundchaser, que le abrió muchas puertas y con la que consiguió excelentes críticas en la difícil escena europea. Con Soundchaser Marcos comenzó a codearse con gigantes del rock mundial y un día, en uno de sus conciertos estaba el legendario Peavy Wagner, líder y fundador de RAGE, quien lo observaba asombrado, por lo que después decidió ofrecerle el puesto de guitarrista, marcando así un hito para la historia del rock venezolano.

RAGE es una agrupación alemana que cuenta con 31 años de carrera artística y 22 discos de estudio editados, muchos de ellos ganadores de premios y reconocimientos de la crítica europea, en la que no cualquiera se abre camino. También está considerada entre las 10 mejores bandas en la historia del rock alemán.  Marcos entró a RAGE sustituyendo a uno de los mejores guitarristas del mundo: Victor Smolski y ocupando una posición que antes tenían figuras de la talla de Manni Schmidt, considerado como toda una escuela en el medio guitarrístico de Alemania.

El 10 de junio RAGE acaba de lanzar su primer disco con el venezolano Marcos Rodríguez en la guitarra, titulado The Devil Strikes Again y con el sello discográfico más amplio del mundo para el género rock: Nuclear Blast. El álbum se grabó entre septiembre y octubre de 2015 en los Megafon Studios de Burscheid, Alemania y en los Soundchaser Studios de Zandhoven, Bélgica. La producción estuvo a cargo de Peavy Wagner  junto al propio Marcos Rodríguez y fue masterizado por el laureado ingeniero sueco Dan Swanö (productor de superbandas como Opeth, Katatonia y Dissection).  Salió en varios formatos: 3 CD Digi (edición limitada que incluye un bunos CD en vivo), 2 CD Digi, Digibook y en formato Vinil.

“Hasta ahora todo ha sido increíble y estoy muy contento por el apoyo que me ha dado la gente, he recibido una avalancha de llamadas y de mensajes de Venezuela y hasta de países como Japón,  de verdad que estoy muy contento. Este logro es el resultado de muchos años de trabajo, muchas caídas, muchas levantadas, muchas peleas, muchas risas y lo que falta por venir”, expresó Marcos Rodríguez.

“Yo estoy escuchando RAGE desde el año 96, la descubrí con los muchachos de Torre de Marfil. Yo los comencé a escuchar cuando habían editado el álbum Lingua Mortis junto a una orquesta sinfónica. Recuerdo que RAGE estaba por lanzar el álbum XIII y allí fue cuando me volví super fanático, ese disco me cambió la vida, por eso es que lo tengo tatuado”, agregó.

La discográfica Nuclear Blast es actualmente el sello del género rock más importante y más completo del mundo, que tiene en su roster a agrupaciones de la talla de Slayer, Anthrax, Lamb of God, Sepultura, Soulfly, Testament, Brujería, Fear Factory, Accept, Helloween, Blind Guardian, Biohazard, Epica, Nightwish, Exodus y Overkill entre muchas otras.  

La crítica especializada hablar sobre el nuevo disco de RAGE The Devil Strikes Again:

El propio demonio de Rage ataca nuevamente con una asombrosa y sobresaliente obra que se pasea entre los ritmos del thrash metal y las melodías características del power metal. Es la verdadera esencia de la violencia teutona en la escena internacional”, Emanuele Biani de ROCK HARD (publicación internacional de gran prestigio).

Brutal y melódico – RAGE patea traseros nuevamente. The Devil Strikes Again continua dónde terminó el álbum Black in mind. Todos deben tenerlo”, Colin Büttner de Metal.de (Alemania)

“¡Absolutamente un nuevo clásico! Peavy ha regresado a sus raices. Advertencia: este disco es crudo y pesado como no te lo puedes imaginar. Usted sentirá esta sangre fresca en sus oídos. Esto es RAGE con una maquina turbo”, David Havlena de SPARK (República Checa)