Mafe Pérez Arrom se pone a la vanguardia como artista del “make-up” en EEUU, Europa y Latinoamérica

En el medio artístico, de la moda y hasta en el mundo comunicacional, parte del éxito que puedan tener sus protagonistas (actores, músicos, modelos, presentadores de TV y reporteros) se debe al trabajo de otro grupo de artistas: los profesionales del maquillaje; sin ellos el desempeño o la impresión que pueda tener el público no sería la misma.

Prensa Cresta Metálica

Sigue a Mafe Pérez Arrom en sus redes sociales @arromafemakeup

Son varios los maquilladores venezolanos que luego de triunfar en su tierra natal ahora cosechan numerosos éxitos en otros países, uno de ellos es Mafe Pérez Arrom (conocida artísticamente y en redes sociales como Arromafe), quien acaba de recibir importantes reconocimientos por su trabajo en uno de los eventos de la moda más importantes del mundo: la Semana de la Moda de Milán, Italia, donde maquillo para importantes diseñadores como Luisa Beccaria, Missoni, Sportmax y Antonio Marras entre otros.

“La importancia del trabajo que tiene un maquillador es el de poder satisfacer las necesidades de un cliente creando armonía en un rostro. Un maquillador es a su vez un artista y el maquillaje es un complemento o una herramienta que puede lograr efectos, impactos e incluso poder generar  un cambio no solo en un rostro sino en la autoestima de la persona. La primera impresión es importante pero más importante es dar seguridad en las personas”, expresó la artista quien inclusive fue maquilladora de Steven Tyler, cantante de Aerosmith, en tres oportunidades en Caracas y  Bogotá.

La venezolana quien actualmente reside en Miami, EEUU, considera que su más reciente experiencia en la Semana de la Moda de Milán ha sido “uno de los momentos más importantes de su carrera”. También ha maquillado para diferentes artistas y desfiles como Mayela Camacho, Scutaro, Liliana Ávila y Alejandro Ramírez, así como en la pasarela oficial del Sao Paulo Fashion Week. Inclusive dirigió maquillaje para Ángel Sánchez en dos de sus desfiles. También ha realizado trabajos para las sesiones de fotos en publicaciones impresas como la Revista Glamour de México y en muchas otras revistas venezolanas.

Luego de su paso triunfal por Milán, la caraqueña tiene un horizonte muy prometedor en lo que queda de 2017 y en el primer trimestre de 2018. Dará clases privadas en Aruba y República Dominicana a finales de año y en enero volverá a dictar  cursos de maquillaje profesional en Miami y El Caribe enfocados en las tendencias de primavera – verano que aprendió en Italia. También enfoca sus energías en el relanzamiento de su canal de Youtube, donde pronto podrá compartir sus experiencias y conocimientos con todos sus seguidores.


“El maquillador es una parte fundamental para cualquier actor o modelo que vive de su imagen. Un maquillaje no debe cambiar 100% a una persona sino resaltar las cualidades que tiene. Así como un artista debe tener un manager, agente o fotógrafo de confianza, también debe tener un make-up artist  sobre todo ahora que hay  HD y todo se nota”, agregó en referencia al cómo incide el trabajo de los profesionales de su gremio en el éxito de cualquier talento que lo solicite.


Son muchas las anécdotas que María Fernanda puede compartir: “en especial recuerdo mucho a Daniela Kosan, cuando estaba empezando me ayudó al estar en un libro – tesis de fotografía que estaba creando. Nunca pensé que fuese a responder mi llamada y así lo hizo, fue muy atenta. Otra tuvo lugar con Steven Tyler, cantante de la banda de rock Aerosmith, a quien maquille varias veces y siempre me trató super familiar, tanto que hasta me echaba broma mientras le aplicaba el producto. Al principio estaba nerviosa pero ya cuando lo conocí fue muy agradable”.

Mafe Pérez Arrom es maquilladora profesional formada en Le Conservatoire du Maquillage de Paris y también es comunicadora social de la Universidad Monteavila en Caracas. Luego continuó sus estudios con Makeup For Ever Academy, seminarios de Rick Baker y formación de expertos como Marilou Dorion, Karla Vega y Beatriz Cisneros.