El sábado 25 de marzo de 2017 será una fecha muy especial para el reconocido maraquero Manuel Rangel, quien sin duda ha sido durante los últimos años uno de los principales exponentes de la música venezolana


Por Roberto Carlos Palmitesta Riveros | Twitter e Instagram @rpalmitesta

Ese día a las 4:00 pm, en la Sala Simón Bolívar del Centro Nacional de Acción Social por la Música será el escenario para el estreno en Venezuela de la obra Pataruco: Concierto para Maracas y Orquesta, del compositor Ricardo Lorenz. La orquestas será nada menos que la Sinfónica Simón Bolívar dirigida por el gran maestro Christian Vásquez

En el mismo concierto también será interpretada la obra Manía, escrita por otro joven y exitoso compositor venezolano: José Agustín Sánchez. Para cerrar la velada y como contraste de estilos la orquesta tocará la Sinfonía Nº 5 de Dimitri Shostakovich.

Manuel Rangel tiene un mérito enorme al dedicar buena parte de su vida al desarrollo, preservación y difusión de las maracas como instrumento, mostrando su versatilidad y todo el campo musical que pueden abarcar. Gracias a él la figura del maraquero ha tomado otro matiz en las nuevas generaciones, despertando el interés en niños y jóvenes.

Su trayectoria ha sido exitosa desde temprana edad, formando parte de ensambles como Los Sinvergüenzas, Arcano y la Movida Acústica Urbana. También participa activamente con artistas de la talla de Eddy Marcano, Prisca Dávila y Alejandro Zavala entre muchos otros. Su enorme talento le ha hecho merecedor de importantes premios en festivales como El Silbón de Oro (Venezuela) y Villavicencio (Colombia).

Este virtuoso y talentoso artista conversó con Venezuela Sinfónica para contar cómo se dio esta idea de interpretar por primera vez el Pataruco en el país. También comenta cómo llegó a trabajar con el maestro Ricardo Lorenz, explica cómo ha sido su proceso de investigación con las maracas y hasta ofrece un adelanto de sus planes futuros.

¿Qué nos puedes contar sobre la historia del Pataruco?

Esta obra tiene 18 años de haberse escrito, fue compuesta en 1998 por el gran compositor Ricardo Lorenz, cuando estaba viviendo en Michigan, EEUU. Yo conocí la obra hace 7 años, gracias a Alcides Rodríguez, quien vino a Venezuela a grabar y me habló de ella. Cuando me muestra el score yo me emocioné y enseguida me dieron ganas de querer tocarla.  Siempre quise mostrar a las maracas en un contexto más contemporáneo, fuera de lo tradicional, pero sin dejar las raíces.

¿Es la primera vez que tocas esta obra?

No, la toqué en Brasil, un año después de conocerla, en un festival de percusión con la Orquesta del Conservatorio Tatuí, que queda a tres horas Sao Paulo. Fue una gran experiencia y siempre tuve la ilusión de estrenarla aquí en Venezuela.

Conociéndote imagino que realizaste toda una investigación sobre la obra y sobre si antes se habían tocado conciertos para orquesta compuestos para las maracas como instrumento solista

Si, así es. Al investigar me di cuenta que nunca se ha tocado esta obra en nuestro país y por cosas de la vida, el maestro Lorenz vino a Venezuela, yo no lo conocía personalmente, solo por email, pero finalmente logré reunirme con él en persona gracias a Luis Julio Toro quien me ayudó a que se diera este encuentro.  Gracias a esta reunión surgió la posibilidad de presentarle el proyecto que desarrollé a raíz de su obra, que consiste en intentar registrar en partitura a las maracas, porque la escritora para este instrumento no ha estado diseñada. Se lo mostré y le pareció interesante.

¿Cómo llegaste a conseguir a la Orquesta Sinfónica Simón Bolívar para realizar el concierto?

Hablé con Arlette Dávila y ella me ayudó a conseguir la fecha, y gracias a Ricardo Lorenz, al equipo de FundaMusical y al maestro Christian Vásquez se está materializando este sueño de estrenarla en una de las mejores salas del país,  con la mejor orquesta y con uno de los mejores directores de toda Venezuela y el mundo. Estoy muy feliz y honrado por esta gran oportunidad.

¿Tienes conocimiento sobre si Pataruco ha sido interpretada en otros países?

Si, ha sido muy famosa en Europa y EEUU, pero ha sido tocada más que nada por percusionistas que la adaptan a instrumentos de percusión, más no con las maracas. Este es un compromiso muy grande como maraquero, no duermo de la emoción. Se han tocado otras obras sinfónicas con presencia del instrumento como Florentino y el Diablo, o la Fuga con Pajarillo, pero en ellas las maracas fungen como acompañante. Nunca se han usado como instrumento solista delante de  la orquesta.

¿Cómo han fluido los ensayos?

Con el maestro Christian Vásquez todo ha fluido muy bien, él está muy interesado. Antes había trabajo con él en otros proyectos y me siento cómodo con él, es un director muy abierto. De la orquesta ¿qué te puedo decir? Es una gran emoción ser solista para esta gran orquesta orgullo de todos los venezolanos.

Además de estrenar esta obra en Venezuela ¿cuáles son tus planes futuros?

Toco el concierto este sábado y al día siguiente me voy dos meses a Europa, con varios proyectos. Será una gira que mezcla conciertos con clínicas de música venezolana en escuelas y conservatorios. Trabajaré con el proyecto Joropo Jam, donde participan Edwin Arellano en el bajo, Hernando Alvares en el oboe y la bandola, y Leo Rondón en el cuatro. En el viejo continente también voy a trabajar con otro proyecto llamado Venezuelan Roots.

¿Cuáles son los países que conforman esta gira europea?

Son varias ciudades distribuidas en siete países: Reino Unido, Bélgica, Suiza, Suecia, España, Alemania y Francia.