Escrito por Prensa Funda Musical Bolívar

La Banda Sinfónica Juvenil Simón Bolívar (BSJSB) dio un paso más en su desarrollo artístico profesional, y con un concierto el pasado 28 de febrero en la sala Simón Bolívar del Caspm, bajo la dirección del energético Sergio Rosales, bautizó su primera producción discográfica “Mambos y fanfarria!”.

En junio 2012, esta agrupación única en su categoría en Venezuela, hizo su debut internacional en una gira que ofreció por varias ciudades de Colombia En la obra Extreme MakeOver hubo la participación de 10 botellas afinadas que acompañaron un solo de marimba para producir una especie de efecto gamelán

Con la Gran Fanfarre de Giancarlo Castro D’Addona, inició el concierto en el que también se celebró el 7mo Aniversario de esta agrupación musical, y donde no faltó el tambor y la marimba como principales protagonistas. La fila de metales hizo alarde de sus grandes entradas explosivas, y los cellos, con sutiles melodías, acompañaron a la percusión y los vientos madera.

Antes de interpretar las Danzas Sinfónicas de West Side Story de Bernstein, uno de los fundadores de esta agrupación, Valdemar Rodríguez, subió al escenario para, en unas emotivas palabras, agradecer al maestro José Antonio Abreu su apoyo incondicional y afirmar rotundamente que la BSJSB “es la mejor de Latinoamérica”.Valdemar acompañado de todos los jóvenes músicos que hacen vida profesional en esta banda, bautizó el primer disco “Mambos y Fanfarria!” producido en abril 2012 por el sello de la casa Genium, bajo la conducción del afamado director de ensambles, Thomas Clamor.

Esta producción discográfica cuenta con el maestro Valdemar y Víctor Mendoza como solistas, además de la interpretación de obras sinfónicas como Cuadros de una Exposición de Modest Mussorgsky y el Bolero de Maurice Ravel.

Sergio Rosales hizo alarde, nuevamentente, de su profesionalismo como director musical de la BSJSB

Sergio Rosales hizo alarde, nuevamentente, de su profesionalismo como director musical de la BSJSB

Músico bailan al son del Mambo de Bernstein que se ha convertido en símbolo de las orquestas venezolanas

Una pieza inspirada en la selva africana, la Jungla del compositor y director español Ferrer Ferrán, fue la tercera obra interpretada que robó aplausos del público por los maravillosos solos de tambor y marimba que realizaron los integrantes de la banda, y que demostraron la evolución musical que estos jóvenes artistas han cosechado.

Finalmente fue Extreme MakeOver del holandés Johan de Meij, quien puso de pies a los asistentes al final de la interpretación. Esta es una composición que integra una metamorfosis de temas de Tchaikovky como Romeo y Julieta, y la Sinfonía nº4, y cautiva por los pasajes que los músicos parafrasean a través del sonido de unas botellas.

La BSJSB agradeció la acogida del público con cuatro bises, entre ellos el tan aclamado Mambo de Bernstein y que se ha convertido en un símbolo de las orquestas venezolanas.

En el 38 Aniversario de El Sistema “los niños y jóvenes venezolanos triunfan con la música”.