Vía: www.elsoldemargarita.com.ve | Por Mario Guillén Montero

Desde su llegada a la perla del caribe esta mujer se ha empeñado en trabajar para preservar la idiosincrasia insular desde todos los ámbitos que le ha tocado dirigir. más allá del trabajo, para esta barquisimetana la familia está primero.

Atareada por tantas obligaciones, Magaly Guédez de García aparece en la plaza Luisa Cáceres de Arismendi para ofrecer una entrevista y contar un poco su historia. Una peculiar chispa en su mirada refleja la simpatía y sencillez de esta mujer oriunda de Barquisimeto, estado Lara, a quien desde hace 30 años acogió la Perla del Caribe como su hogar.

El amor fue el elemento fundamental que la trajo a tierras neoespartanas. Con tan solo 17 años ya la promoción de la cultura la llevaba a ocupar espacios privilegiados. Durante un evento organizado por el Colegio de Ingenieros del estado Lara le tocó atender a la delegación insular y fue allí donde conoció a su esposo, Ricardo García, quien es ingeniero.

Luego de varios años de noviazgo se casó y tomó una decisión acertada para su vida personal y profesional: radicarse en la isla de Margarita. Poco después engendró a sus hijos Daniela y Ricardo, a quienes llevó de la mano por el ámbito cultural y los integró al Sistema de Orquestas.

En este espacio sintió, junto a otros representantes, la necesidad de que los jóvenes tuvieran una formación académica, pues en la región no había un conservatorio. En conjunto crearon la Fundación Cuerdas Clásicas, que buscaba fortalecer la parte educativa del Sistema.

Durante su estancia en esta fundación trajo a Margarita a grandes docentes que forman parte del Sistema de Orquestas de otras regiones.

Su labor fue tan resaltante que fue notada por el maestro José Antonio Abreu, quien le propuso formar parte del Sistema de Orquestas Infantiles y Juveniles de Nueva Esparta como directora de Desarrollo, mientras Eddy Marcano la presidía.

Esta era de su vida la recuerda con mucho cariño, pues logró que Margarita fuera el epicentro de los eventos musicales del país. “Era un trabajo hermosísimo y una época de esplendor. Organizamos festivales de violín importantísimos. Esta labor era muy demandante y tuve que dejarla por motivos personales”.

Luego de esto pasó a manejar los eventos internacionales del Instituto de Cultura Neoespartano donde también logró organizar grandes jornadas, una de las más desafiantes y que la llena de dicha es haber traído a la Filarmónica de Berlín a la región insular.

Cuando se comenzó a construir el Centro de Artes Omar Carreño, el gobernador Morel Rodríguez le propuso dirigir este espacio que llegó a sentar un precedente en la promoción de la cultura a escala nacional. Este espacio lo presidió hasta principios de 2013.

Desde ese año toma las riendas del Instituto de Turismo del Municipio Arismendi (Imturmar).

Unión

Magaly nació en Barquisimeto, estado Lara, el 16 de abril. Sus padres son Miguel Guédez y Magaly Pérez Soto. Su niñez fue mágica al lado de sus hermanos y no olvida los atardeceres de la ciudad que la vio nacer.

Logro

Esta gestora cultural dice que nunca ha trabajado en la búsqueda de premios o reconocimientos; sin embargo, a lo largo de su carrera ha sido merecedora de varios de ellos:

– Promotora Cultural del Año, por la Asociación Venezolana de Artistas Plásticos.
– Gerente Cultural del Año, por el Ciane.
– Orden Cívico-Militar Francisco Esteban Gómez, clases Oro y Plata.
– Orden Ciudadanía Asuntina, por la Alcaldía de Arismendi.