La música es una de las manifestaciones artísticas más hermosas que pueden existir. Las melodías magistralmente compuestas y que hoy son consideradas como obras de arte han traspasado las naciones, son universales.

Vía:  ddclalibertad.gob.pe/

Uno de los lineamientos de política cultural del Ministerio de Cultura es que a través de sus sedes regionales se difunda las diferentes manifestaciones artísticas, entre ellas la música, generando espacios que permitan acceder a las personas a sus derechos culturales.

La Orquesta Sinfónica de Trujillo (OST), es uno de los órganos de difusión cultural de la Dirección Desconcentrada de Cultura de La Libertad y es a través de las presentaciones de este elenco que se logra propagar los diversos géneros musicales, no sólo en la región y país sino también fuera de nuestras fronteras.

La OST con más de 50 años de existencia, ha tenido entre sus filas a destacados músicos liberteños como instrumentistas y reconocidos maestros nacionales y extranjeros de gran trayectoria internacional en su dirección.

Pablo Morales Daal, 43 años, de nacionalidad venezolana, es el músico que el pasado 24 de agosto dirigió a la Orquesta Sinfónica de Trujillo ofreciendo a los más de 100 asistentes reunidos en el Teatro Virgilio Rodríguez Nache de la DDC-La Libertad un repertorio de música clásica y contemporánea.

Antes del inicio del concierto, el maestro Morales Daal explicó de manera clara y concisa las tres obras que bajo su dirección la OST ejecutó; la primera, La Marcha Eslava de P.I. Tchaikovsky, mezcla el folklore ruso con el lenguaje romántico, además de describir la opresión de los esclavos cristianos serbios.

Beethoven también estuvo presente con Sinfonía N° 6 en Fa Mayor “Pastoral”, en palabras del director, esta es la obra de transición entre el romanticismo al nacionalismo, curiosamente así denominó Morales Daal al concierto “Del Romanticismo al Nacionalismo”.

Finalmente, el concierto concluyó con Suite del Ballet “La Estancia”, del compositor argentino Alberto Ginastera, que representa la vida del gaucho en el campo.

Con este concierto Morales Daal demostró que la música integra, sin importar el tiempo, la nacionalidad o la edad. La música simplemente nos une, nos hace fuertes nos hace sensibles, permite una comunicación fluida entre el músico y quien lo escucha.

Con más de veinte años trabajando constantemente en la difusión y formación de niños y jóvenes músicos venezolanos en el Sistema Nacional de Orquestas de Venezuela, Pablo Morales Daal es además profesor de dirección coral orquestal del Proyecto Voces Latinas a Coro de la CAF – Banco de Desarrollo de América Latina.

Asimismo, este músico de carrera es actualmente director de la Orquesta de Cámara de la Universidad Simón Bolívar, cargo que ostenta hace 10 años y desde hace 22 años es cantor y director asociado de la Schola Cantorum de Venezuela.