Vía: AVN

El fundador del Sistema de Orquestas y Coros Juveniles e Infantiles de Venezuela, José Antonio Abreu, resaltó que la música es un arte que tiene la capacidad de sembrar valores positivos y afirmativos en la ciudadanía.

José Antonio Abreu

José Antonio Abreu


“La música es la expresión más elevada del espíritu, después de la religión. Es un arte de una capacidad inmensa para motivar y expresar el alma, para sembrar valores positivos y afirmativos que tienen que ver con la armonía, la concordia y el amor”, expresó, de acuerdo con una entrevista con la agencia DPA en Tokio.

El maestro Abreu se mantiene conectado con la música a través del Sistema de Orquestas Juveniles e Infantiles de Venezuela, del cual se encuentra al frente desde 1975.

Actualmente, este gran proyecto cuenta con 24 orquestas estadales y 285 orquestas sinfónicas juveniles e infantiles. Más de 350.000 niños, niñas, adolescentes y jóvenes, provenientes de los sectores pobres del país, están incorporados a la práctica musical gracias a esta iniciativa.

Durante la entrevista, el maestro Abreu comentó que le gustaría ser recordado como un músico que dedicó su vida básicamente al fomento de la educación musical en Venezuela.

Asimismo, auguró un maravilloso futuro, cuando él ya no esté, para el Sistema de Orquestas Juveniles e Infantiles de Venezuela “porque se están formando centenas de miles de muchachos, todos con una vocación musical apasionada, deseosos de trabajar duro, conocedores de su misión y capaces de ejercerla”.

El Sistema Nacional de Orquestas y Coros Juveniles e Infantiles de Venezuela es una obra social y cultural del Estado venezolano. También conocido como El Sistema, fue concebido y fundado en 1975 por el maestro José Antonio Abreu para sistematizar la instrucción y la práctica colectiva e individual de la música a través de orquestas sinfónicas y coros, como instrumentos de organización social y de desarrollo humanístico, reseña su portal web.