Vía: Xunta de Galicia | Por: Irais Plata, Caracas | Fotografías cortesía Orquesta Sinfónica de Venezuela

Luego de 17 años lejos de escenarios venezolanos, el grupo Los Sabandeños volvió con un concierto de lujo, reuniendo a la popular agrupación ‘Serenata Guayanesa’ y la renombrada Orquesta Sinfónica de Venezuela (OSV). El 5 y 6 de octubre los asistentes al Complejo Cultural Teresa Carreño pudieron disfrutar de una sincronía musical entre Canarias y Venezuela. Este espectáculo único celebró el encuentro entre España y Venezuela a través de la música tradicional y por el 30º aniversario de la construcción del Teatro Teresa Carreño.

1381481_10151761622569475_1377545010_n

Alfredo Rugeles

Alfredo Rugeles

1374879_10151762954844475_1571233892_n

1393890_10151762956214475_1299347312_nLa Orquesta Sinfónica de Venezuela (OSV), bajo la dirección del maestro Alfredo Rugeles Asuaje, dio inicio al espectáculo con una ‘suite’ del compositor Aldemaro Romero Zerpa. A continuación, las luces de la Sala ‘Ríos Reyna’ enfocaron al cuarteto venezolano Serenata Guayanesa, quienes abrieron su participación con ‘Viajera del Río’, un vals de Manuel Yanes, compositor de Ciudad Bolívar. Con su segundo tema, ‘El Sapo’, Serenata Guayanesa despertó el ritmo en el público que comenzó a corear la popular canción.

1393634_10151761621189475_1888659189_n 1385762_10151761620729475_92755381_n 1385477_10151762952829475_1087004992_n 1384375_10151762954909475_1217989145_n 1383666_10151761621789475_897648614_n 1383521_10151761621409475_521251055_n 1381525_10151762952014475_108927277_n

El merengue criollo también figuró en el repertorio de los guayaneses con ‘Antigua Receta de Amor’, original de Ignacio Izcaray. Los músicos no podían dejar por fuera el género emblemático de la región que los vio nacer en 1971 cantando el tema ‘Calipso del Callao’.

1378386_10151761620299475_157531425_n 1376412_10151761620524475_1618370538_n 1375817_10151761622399475_100467248_n 1375162_10151762953749475_527829422_n 1374889_10151762954359475_504860947_n 1374879_10151762954844475_1571233892_n 954843_10151761622929475_1052957275_n 935976_10151761620549475_897605517_n 734135_10151761621759475_830937613_n 599380_10151761622469475_1451568019_n 598638_10151761622144475_1345366719_n

Aprovechando la proximidad de diciembre, Serenata Guayanesa se despidió con el aguinaldo venezolano ‘Corre Caballito’. El tema fue cantado por el público afinadamente, dejando encantado al cuarteto folclórico que se retiró del escenario, no sin antes presentar a Los Sabandeños como “grandes amigos” de Venezuela y su agrupación.

A las seis de la tarde el telón de la Sala ‘Ríos Reyna’ se abrió para descubrir a 28 músicos que llevan una emblemática capa. Los Sabandeños iniciaron su presentación con un ‘Popurrí de Isas’ y las ‘Seguidillas del Salinero’ del coplero lanzaroteño Víctor Fernández Gopar.

Luego de dos temas, Elfidio Alonso Quintero, miembro fundador de Los Sabandeños, saludó al público venezolano: “Para nosotros Venezuela era un sueño muy lejano. Gracias a todos ustedes, a los patrocinadores, al buen amigo Moisés Morera Martín (consejero de Asuntos Culturales de la Embajada de España), al formidable elenco de la Orquesta Sinfónica Nacional, y a nuestros hermanos, de los que tanto hemos aprendido, Serenata Guayanesa”.

El legendario músico y director continuó expresando su emoción por volver a Venezuela. “Al fin, después de 17 años que faltamos a esta tierra, aunque nunca nos hemos ido, regresamos a darles un abrazo fraternal de parte de los canarios de allá a los canarios de aquí y a los venezolanos”.

Los Sabandeños recordaron la leyenda gomera con ‘Gara y Jonay’, un tema compuesto por el director musical y timplista Benito Cabrera Hernández. En la canción también se usó el ‘silbo gomero’, Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la Unesco en 2009. Las folías, género musical presente en las siete islas, también fueron cantadas en el Teatro Teresa Carreño.

Cabrera Hernández, conocido como uno de los mejores timplistas del mundo, se destacó con ‘Isa en Fa’, tema que fue acompañado con las palmas por los asistentes.  Los Sabandeños comenzaron a recorrer Iberoamérica con su música, encontrando puntos en común con el folklore canario.
El mariachi hizo su aparición con el huapango ‘Malagueña Salerosa’ y el bolero con el tema ‘El Mar y el Cielo’ del trío ‘Los Panchos’. David Muñoz Hernández entonó ‘Derroche’, original de la cantante Ana Belén y que Los Sabandeños incluyeron en su disco ‘Amoríos’.

La cantante venezolana Nancy Toro fue llamada al escenario para interpretar junto a Los Sabandeños ‘Epa Isidoro’, del maestro Luis María Frómeta Pereira ‘Billos’, tema que logró arrancar algunas lágrimas a los asistentes, “un homenaje al último cochero de Caracas”. Del cancionero venezolano, los músicos canarios, acompañados por Nancy Toro y Serenata Guayanesa, entonaron ‘Fulías Centrales’, un tema cargado de ritmo y sabor.

Para despedir la primera parte del concierto, Los Sabandeños eligieron el tema ‘Ayer’, de la cantante cubana Gloria Fajardo García (Gloria Estefan). Mientras el público se ponía de pie para bailar, Elfidio Alonso Quintero aseguraba que “la segunda parte también estará llena de sorpresas”.
En el segundo acto, el telón descubrió a la Orquesta Sinfónica Venezolana junto a Los Sabandeños. Seguidamente, el maestro Alfredo Rugeles Asuaje dio la orden de desencadenar ‘La Cantata del Mencey Loco’, basada en los poemas ‘La Tierra y la Raza’ de Ramón Gil-Roldán. Esta cantata consta de cinco fragmentos: Introducción, La Raza, Guacimara, La Muerte de Beneharo y el Canto Final.

El cancionero canario continuó con los temas ‘Llamarme Guanche’, ‘Serinoque’, ‘El Canario’, ‘Voces del Meridiano’, ‘Aquella Tarde’ y ‘Dos Cruces’.
Los Sabandeños decidieron terminar el concierto con la canción ‘Venezuela’, considerada como un himno más y compuesta por los españoles Pablo Herrero y José Luís Armenteros. El emblemático tema conmovió al público que no quería despedirse de la agrupación canaria.

La OSV y Los Sabandeños apenas habían ensayado a escasas horas de la presentación, pero los músicos canarios y venezolanos lograron una armonía musical perfecta en el escenario, por ello Elfidio Alonso Quintero decidió dedicar a la Orquesta Sinfónica Venezuela el pasodoble ‘Islas Canarias’. El telón se cerró cuando aún el público aplaudía enérgicamente de pie.

El insistente público de la Sala Ríos Reyna continuó de pie pidiendo más música y no se detuvo hasta que minutos después el telón volvió a abrirse para que Los Sabandeños cantaran una parranda: “Aunque me voy de Caracas no me voy de Caracas”, haciendo bailar a la gente en el reducido espacio de las escaleras.

El complacido público salió del Teatro Teresa Carreño con lágrimas de nostalgia pero con una gran sonrisa tras haberse reencontrado con Los Sabandeños, embajadores de la música canaria y española en el mundo.

En Barquisimeto y Maracay
Además de estar en la capital venezolana, Los Sabandeños se desplazaron al interior del país dando conciertos en Barquisimeto y Maracay. El 7 de octubre, Los Sabandeños se presentaron en el Hogar Canario Larense (Barquisimeto), y el martes 8 en Maracay, donde tuvieron una actuación en el Centro Hispano Venezolano del Estado Aragua. En ambos conciertos, los salones se “llenaron hasta la bandera”, como se suele decir en términos taurinos