La vida es movilidad, así que si queremos tener el mejor desempeño requerimos de entrenamiento. En palabras de la Terapeuta Ocupacional Fátima Fernández (en Twitter, @ffftriple), líder del programa Músicos de alto Rendimiento “los músicos son atletas de las artes”, y tal como los deportistas, largas horas de entrenamiento sin capacitación física previa pueden dejar como saldo lesiones. Las lesiones de los músicos también te pueden sacar del juego.

Vía: www.liderendeportes.com | Por: María Isabel Párraga 05-06-2013 | Maira L Prado Landaeta

Los músicos necesitan entrenar
Signos como cansancio o fatiga muscular, dolor de espalda, tensión, estrés ya los hace candidatos a un programa de entrenamiento, y en casos de síntomas agudos, a sesiones de terapia. La razón: Lesiones por sobreuso.

Cualquier ser humano expuesto a contracciones musculares repetitivas desarrolla adptaciones de postura y movilidad que cambian la relación de las longitudes y grados de contracción de los músculos, produciendo cuadros de inflamación y dolor. En palabras sencillas: unos músculos se vuelven más cortos y tensos y otros, más largos y débiles, lo que conduce a lesiones.  Lo vive el deportista, entrenando su técnica deportiva y lo vive el músico, practicando con su instrumento musical.

La ejecución de un instrumento musical es una actividad con altos niveles de precisión, agilidad, coordinación y repetitividad. El ejercicio terapéutico le permitirá al músico el aumento de la calidad y eficiencia de la contracción muscular, acondicionándolo adecuadamente para la ejecución del instrumento, mejorando  la postura, el fortaleciendo la musculatura, evitando la fatiga y desgaste físico, así como las lesiones derivadas de la práctica del instrumento. El resultado? Aumento del rendimiento de su actividad.

Para muchos músicos el hecho de realizar sesiones de terapia o de trabajo corporal significa estar enfermos, tener alguna lesión y que por esta razón debe dejar de tocar; lo que se ha convertido en la actualidad en un prejuicio difícil de roer desde el punto de vista preventivo. Entrenar los músculos le permitirá al músico prolongar su vida como intérprete, disfrutar de sus ejecuciones y practicar el tiempo que sea necesario sin lesiones.

Músicos tal como atletas de Alto Rendimiento

Fernández es autora del programa “Músicos De Alto Rendimiento” enfoque que aborda las condiciones del ejecutante desde todo punto de vista: a nivel muscular, de coordinación, postura, del acondicionamiento y entrenamiento corporal antes y después de la ejecución del instrumento, el manejo de la expresión corporal, ahorro de energía, reciclaje técnico, relajación. Emplea herramientas terapéuticas como la  expresión corporal e interpretación, trabajo del miedo escénico, reeducación muscular y postural previene las lesiones musculares y esqueléticas asociadas a los músicos, mejorando su calidad de vida.

Cuando acudir al especialista?

1.    Aparición de dolor antes, durante o después de la ejecución musical.
2.    Disminución del tiempo de ensayo por dolor.
3.    Aparición de posturas “que mejoran” la sensación de dolor.
4.    Disminución de la fuerza o movilidad para tocar.
5.    Sensación de hormigueo o “dedos dormidos”.

Estas molestias no ceden con más horas de práctica, ni con reposo. Si eres músico eres un atleta de las artes… anticípate a las lesiones, entrena y disfruta.