Prensa FundaMusical Simón Bolívar

El Royal Opera House Muscat recibió a los músicos con la presencia de un grupo importante de público venezolano que se reencontró, en la capital de Omán con el sonido de su patria en el debut de la orquesta ante los países de la región árabe

Un grupo de 12 venezolanos viajaron desde Abu Dabi, capital de los Emiratos Árabes. Tres vehículos. Tres familias. Seis horas de carretera. Un solo objetivo, luego de ocho años de espera: presenciar el debut, este viernes 24 de enero, en Muscat, capital de Omán, de la Orquesta Sinfónica Simón Bolívar de Venezuela, dirigida por el maestro Gustavo Dudamel. Al Royal Opera House Muscat se presentaron, como lo hicieron muchos otros coterráneos, con una bandera tricolor en sus bolsos. Emocionados, se dieron cuenta de que estaban frente a un hecho histórico: El Sistema llegaba por primera vez a Medio Oriente. Y lo que escucharon les llenó el alma, y les arrancó lágrimas.

OSSBV Muscat 3
OSSBV Muscat 2
Al teatro, que refleja el estilo contemporáneo omaní pero conservando la tradición arquitectónica árabe, llegaron personas de diversas partes del mundo. Entre algunas mujeres que cubrían sus cabellos con un velo, se dejaban ver otras con vestidos largos, escotes y tacones altos. Unos cuantos hombres usaban una bata blanca típica de la sociedad omaní, otros optaron por un traje, y hasta hubo un señor que se presentó con el típico liqui liqui venezolano. Todos, sin importar la nacionalidad, presenciaron un concierto mágico como si el tiempo se devolviera a Las mil y una noches.
OSSBV Muscat 1
Es que las obras de Pyotr Ilytch Tchaikovsky provocaron en los integrantes de la Sinfónica Simón Bolívar una pasión desenfrenada. Desde que salieron al escenario del Royal Opera House Muscat, se apoderó de ellos una sensación nueva: en pocos segundos interpretarían La Tempestad, Romeo y Julieta y la Sinfonía Nº4 del compositor ruso ante un público que nunca los había visto y escuchado. El maestro Gustavo Dudamel subía al podio. Comenzaba la historia.
OSSBV Muscat
Una historia que se escribió con las mismas notas que se ejecutaron en 1986. Ese año la sala Ríos Reyna del Teatro Teresa Carreño de Venezuela, presenció el debut de la Sinfónica Simón Bolívar como una orquesta profesional. Ahí interpretaron la Sinfonía Nº 4, de Tchaikovsky, la misma que hoy consagraría en su primer concierto en Medio Oriente a los jóvenes venezolanos. Es que para nadie es un secreto que los músicos de El Sistema estudian a profundidad las obras del creador ruso. No solo por ser uno de los compositores preferidos del maestro José Antonio Abreu, sino también por las exigencias artísticas y musicales de sus obras.

Fue justamente la enérgica interpretación de esta obra, que fue escrita en medio de una desilusión amorosa y un intento de suicidio, la que generó que los casi 1100 espectadores que asistieron al concierto se pusieran de pie. Por lo menos una decena de banderas venezolanas eran ondeadas entre aplausos. El maestro Dudamel miraba a sus músicos como si fuese la primera vez que lo veía. De sus labios salían una y otra vez la frase: “Muy bien, muchachos. Muy bien”. Todos sonreían. Lo habían logrado: con su música lograron tocar los corazones de otra cultura.

Para cerrar el primer concierto en Omán, pues este sábado 25 se presentarán de nuevo en el Royal Opera House Muscat frente a un grupo de estudiantes de música, los venezolanos regalaron dos bises: Malambo, de Alberto Ginastera, y Aires de Venezuela, de José Terencio, obra en la que Dudamel invitó al público a interpretar el Alma Llanera. El grupo de 12 venezolanos que viajaron a Muscat regresarán mañana a sus casas. Felices de haber tomado la carretera para estar más cerca de su país, luego de que en Abu Dabi se agotaran las entradas para el concierto que ofrecerá la Simón Bolívar este lunes 27 de enero para finalizar la Gira París – Medio Oriente 2014, preámbulo de la celebración de los 39 años del Sistema Nacional de Orquestas y Coros Juveniles e Infantiles de Venezuela, perteneciente a la Fundación Simón Bolívar, adscrita al Ministerio del Poder Popular del Despacho de la Presidencia y Seguimiento de la Gestión de Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela.